La deshidratación es un riesgo particular para las personas con diabetes, ya que el control de la glucosa puede verse afectado por la falta de líquidos. Sin embargo, existen opciones más allá del agua que hidratan, son deliciosas y refrescantes.

Así se prepara el té de cola de caballo para bajar de peso, producir más colágeno y prevenir infecciones urinarias

Cuando el azúcar en la sangre es elevado, puede incrementar la carga de trabajo de los riñones porque se esfuerzan más al filtrar la sangre para intentar eliminar el exceso de glucosa a través de la orina, según explica el sitio web Diabetes.co.

Aunque el agua es la mejor bebida, existen otras alternativas para hidratarse. Foto: Pexels Foto: Pexels.

Una adecuada hidratación es clave para el equilibrio del azúcar en la sangre, ya que permite una distribución eficiente de la glucosa y la insulina en el organismo.

Publicidad

Además, asegura el correcto funcionamiento de los riñones y ayuda a evitar problemas de salud causados por la falta de líquidos.

Diabetes y sus aparatos de medición: ¿Cuál es la diferencia entre el glucómetro de punción digital y el monitor continuo de glucosa?

¿Qué puede tomar un diabético para hidratarse?

Para las personas con diabetes, existen bebidas alternativas al agua que pueden ayudar a mantenerse hidratados, sobre todo en días calurosos. El sitio web Diabetes Food Hub sugiere algunas opciones como:

1. Zumo de tomate

El zumo de tomate helado puede ser una gran alternativa para hidratarse. Se prepara mezclando tomates y agua, al tener la preparación lista se filtra y, si se desea, se puede agregar un toque de sabor con salsa picante, chile o lima.

Publicidad


El tomate es una opción fresca e hidratante. Foto: Freepik.

2. Cubitos de hielo con sabor

Otra opción refrescante son los cubitos de hielo con sabor, creados al congelar agua con bayas o hierbas como menta o albahaca, que liberan su esencia gradualmente en un vaso de agua, proporcionando una hidratación aromatizada y prolongada.

Publicidad

Té de hojas de níspero: Una bomba de nutrientes para fortalecer tus riñones, hígado y páncreas

3. Té helado natural

El té helado, esa refrescante delicia que no se limita solo al clásico té negro. Cualquier variedad de té puede transformarse en una bebida fría perfecta. Simplemente se prepara el doble de la cantidad habitual con agua caliente, se espera a que se enfríe y se sirve sobre hielo.

Cualquier variedad de té puede disfrutarse fría. Foto: Freepik

4. Agua con gas aromatizada

Dale un giro interesante al agua con gas añadiendo hierbas frescas o rodajas de fruta. Para una bebida saludable y estimulante, se deben elegir opciones sin calorías ni azúcares añadidos.

El top 5 de los alimentos que suben más el azúcar: una fruta y una popular bebida tienen el puntaje más alto

5. Agua con infusión de hierbas

Se pueden explorar nuevos sabores del agua añadiendo hierbas como la menta, albahaca, tomillo, romero o salvia. También puede tener un toque crujiente con pepino, apio o un punto cítrico con limón, lima o naranja.

Agua con hierbas son una alternativa. Foto: Freepik

6. Hidratación a través de la comida

Las personas diabéticas también se pueden hidratar con alimentos ricos en agua. Incluye en tu dieta verduras sin almidón como pepinos, apio, hojas verdes, lechuga, pimientos y tomates, así como frutas frescas de temporada. (I)

Publicidad

Te recomendamos estas noticias