En los últimos días se dieron a conocer los resultados del estudio de fase 3 de un fármaco experimental para tratar el alzhéimer y ralentizar su degeneración.

Al parecer esto da una luz a frenar los embates de la enfermedad degenerativa que se caracteriza por la muerte de células cerebrales y mantiene un deterioro de las habilidades cognitivas, de memoria, entre otros. Hasta el momento no hay una cura para la enfermedad, pero sí fármacos que ayudan a retrasar la progresión uno de los que se plantea es el lecanemab.

Los signos tempranos de la enfermedad de Alzheimer

La farmacéutica japonesa Eisai y la estadounidense Biogen dieron a conocer los resultados del ensayo clínico de tercera fase que se llevaba con el nuevo tratamiento.

Publicidad

De acuerdo con el comunicado de las compañías, el fármaco es un anticuerpo que se usó para el tratamiento del deterioro cognitivo leve ante la enfermedad. “Lecanemab cumplió con el criterio de valoración principal”, se indicó.

A través de una escala numérica para cuantificar la diversidad de la gravedad de los síntomas de la demencia. El ensayo arrancó en el 2019 y participaron 1.795 personas de Japón, Estados Unidos y Europa. Se dividieron dos grupos de pacientes, a unos se le entregó el fármaco durante 18 meses y al otro un placebo.

El tratamiento redujo en un 27% el deterioro clínico.

Cuando hay alzhéimer en la familia, ¿cómo pueden los hijos superar el miedo a recibir el mismo diagnóstico?

“Clarity AD fue un estudio aleatorizado, doble ciego, de grupos paralelos, de fase 3 confirmatorio mundial en 1795 personas con EA temprana. Al grupo de tratamiento se le administró una dosis de 10 mg/kg cada dos semanas de lecanemab, y los participantes se asignaron en una proporción de 1:1 para recibir placebo o lecanemab”, se indicó en el informe.

Publicidad

En el estudio se identificó que la eliminación de la beta amiloide agregada en el cerebro ayuda a la desaceleración de la enfermedad en los pacientes que se encontraban en etapa inicial.

Dentro de los participantes se encontraban aquellos que tenían hipertensión, diabetes, enfermedades cardiacas, obesidad, enfermedades renales y anticoagulantes.

Para marzo del 2023 se espera que se solicite la aprobación del fármaco en los lugares de prueba. (I)


Publicidad





Publicidad