¿Pueden unas cuantas fotos tomadas por sorpresa darnos una real idea de lo que pasa entre los recién casados JLo y Ben Affleck? Mientras el público muestra una risueña compasión por las imágenes del actor durmiendo o descansando al aire libre durante su viaje de luna de miel, un grupo de especialistas consultados no dan crédito a las bromas de los paparazzi, pues una vida sexual activa no tiene que llevar al desgaste; al contrario, dicen, tiene un impacto positivo en el bienestar físico y emocional.

“Lo que ha pasado en este caso es que la gente se ha involucrado demasiado en observar una relación de pareja, que es íntima, y de la que nadie conoce los detalles. No podemos sacar conclusiones a partir de lo que han generado los paparazzi, eso es fundamental”, establece el psicólogo y sexólogo Rodolfo Rodríguez Martínez (@romaec). “Ahora, si nos fijamos en la facies de Ben Affleck, cansado o que ha perdido peso, puede ser por cualquier otro motivo”, pero no se lo puede asociar a la actividad sexual, reitera.

“Para que se perciba un desgaste físico radical por la cuestión sexual, tendría que ser algo totalmente fuera de balance”. Estas son celebridades, personas por las exigencias de su profesión se cuidan al extremo, hace notar Rodríguez. Se nota en la bella Jennifer López, y su esposo Ben Afflekc, por tener la misma profesión, no está fuera de esos estándares.

La sexualidad es uno de los intercambios energéticos más grandes que puede tener el ser humano, porque involucra emociones y sentimientos, que se traducen en energía. Dependiendo de esa carga, ciertas personas resultan más o menos agotadas que otros. “Eso es producto del estilo de vida: alimentación, descanso, ocio, entretenimiento”, explica Rodríguez. “La pareja Bennifer está en proceso de readaptación; él viene con un estilo de vida más atropellado que ella”, sin que eso sea pretexto para juzgarlos.

Publicidad

¿Qué condiciones de salud podrían atribuirse al extremo cansancio? Eso va más allá de lo que cualquier medio podrá cubrir a menos que el actor decida hablar del tema. “Recordemos que Affleck es un actor y (por las demandas del trabajo) tiene que hacer cosas como subir o bajar de peso”, dice Rodríguez, y a veces esto también implica participar en varias producciones de manera casi simultánea; “ha tenido problemas con las drogas, lo cual sí pasa factura; finalmente, hay dietas tipo ‘detox’, que inicialmente suelen causar un quiebre”. Además, está adaptándose a un nuevo matrimonio que trae cambios en su estilo de vida. “Todos estos detalles tienen un papel importante”.

“Una persona con una buena vida sexual luce esplendorosa”

La sexualidad incrementa las emociones positivas, la sensación de bienestar físico y emocional y el deseo sexual en sí mismo. “Tener 4 relaciones sexuales a la semana no es una cifra que sea muy distante del promedio, que puede ser de 2 a 3 veces a la semana”, indica la doctora Nuria Vanegas, médico y sexóloga (@dranuria), refiriéndose a los rumores de que el acuerdo prenupcial de López y Affleck habría incluido una cláusula de “cuatro encuentros sexuales por semana”. Affleck ha negado terminantemente este dato, diciendo que ni él ni ella son “estúpidos o ingenuos”, y que saben que no se puede legislar el comportamiento humano.

El 25 % de las parejas tienen 4 o más encuentros sexuales a la semana, “lo que sucede es que el ojo se fija en lo que quiere ver, y aquellos que están tratando de localizar el resultado de lo que a alguien le pareció una frecuencia extremadamente alta (que no lo es) imaginan cómo se sentirían ellos”, dice la médica. “Una persona con una buena vida sexual luce esplendorosa, tiene mayor resistencia al estrés, mejora el sueño, el sistema inmunológico lo defiende mejor de las enfermedades, disminuye los dolores si existieran y aumenta el vínculo de pareja y la fidelidad”, resume.

¿Qué condiciones de salud corresponden a un cuadro de fatiga extrema? “Podría ser anemia, depresión o aflicción, deficiencia de hierro (sin anemia), medicamentos como sedantes o antidepresivos, dolor persistente, trastornos del sueño como insomnio, apnea obstructiva del sueño o narcolepsia”.

Publicidad

“Es un mito que el sexo conlleve agotamiento o desgaste”

Es muy común que se hagan bromas sobre la sexualidad de los varones a partir de sus 40 o 50 años, comenta el doctor Germánico Zambrano, psiquiatra y sexólogo (@drgermanicozambrano). “Es factible que hasta en un 20 % de ellos efectivamente asome un declinar en su vigor físico y sexual, atribuible a una mal llamada ‘andropausia’, o climaterio masculino. Y más bien es un mito que la intensa actividad sexual conlleva un agotamiento o desgaste sexual”.

Por lo general, continúa el doctor Zambrano, las personas que desde su juventud han tenido mucho vigor sexual lo mantienen, aunque en menor grado, siendo más destacados si se los compara con otros de su misma edad. “La foto que le han tomado al actor puede reflejar simplemente cansancio o resaca por haber bebido”.

“La vida sexual activa no tiene por qué afectar la salud”

“Las redes sociales se prestan para viralizar este tipo de noticias. El morbo de las personas que siguen la vida de las celebridades las lleva a plantearse expectativas nada reales. En el caso de la pareja formada por Ben Affleck y JLo, no escapan de ser la oportunidad para conseguir estos réditos”, empieza diciendo el doctor Amalio Martínez Nieto, ginecólogo y sexólogo.

“Es importante recordar que una vida sexual activa no tiene porqué afectar la salud ni el bienestar de uno de los miembros de la pareja, salvo que existan indicaciones médicas claras y precisas”. ¿Podría estar enfermo Ben Affleck? “Si lo tenemos en cuenta, Affleck es un actor atlético de apenas 49 años y su esposa es una esbelta mujer de 52 años, es decir que ni siquiera por la edad podemos creer que exista una razón para lo que tratan de promocionar en las redes”, sostiene el doctor Martínez.

“Este aparente cansancio puede estar relacionado con su viaje por el Viejo Continente en su luna de miel. Recordemos que hay cambio de horario (jet lag), paseos, caminatas” y otros detalles de la vida personal que no son de conocimiento público. (F)