La creación de “superbacterias” resistentes a los antibióticos es una amenaza cada vez más presente en el mundo de la salud. Según proyecciones del gobierno británico, estas bacterias podrían ser la causa de muerte de al menos 10 millones de personas en el mundo dentro de unos 30 años, según Cuídate Plus.

Este panorama demuestra la necesidad de tomar medidas para combatir este problema que surge del uso indebido y excesivo de estos medicamentos, lo que permite que las bacterias desarrollen mecanismos de defensa y se conviertan en enfermedades difíciles de combatir, e incluso mortales.

Estos medicamentos pueden provocarte pesadillas: seis pasos para evitar caer en un mal sueño cuando duermes

Resistencia a los antibióticos: El riesgo de automedicarse

GETTY IMAGES En Reino Unido, el tiempo estándar de antibióticos para el tratamiento de infecciones urinarias en mujeres dura tres días.

De acuerdo con Cuídate Plus, las principales causas del uso indebido de antibióticos son:

Publicidad

  • Automedicación: Muchas personas toman antibióticos sin receta médica, a menudo para tratar infecciones virales como el resfriado común o la gripe, para las que estos medicamentos no son efectivos.
  • Prolongar los tratamientos: Un error común de algunas personas es seguir tomando antibióticos, más allá de lo recomendado por un médico o lo establecido por el fármaco.
  • No completar el tratamiento: Si no se toma el medicamento durante el tiempo indicado, las bacterias pueden sobrevivir y desarrollar resistencia.

Si sufres de asma debes estar atento a este efecto secundario poco conocido de la aspirina

¿Qué consecuencias tiene la resistencia a los antibióticos?

La resistencia a los antibióticos reduce las opciones de tratamientos para las infecciones bacterianas. Foto: Freepik

Las consecuencias de la resistencia a los antibióticos son graves y de gran alcance:

  • Aumento de la morbilidad y mortalidad: Las infecciones resistentes a los antibióticos prolongan las enfermedades, incrementan las hospitalizaciones y elevan considerablemente los costos de atención médica.
  • Disminución de la eficacia de los antibióticos: A medida que las bacterias se vuelven resistentes a un mayor número de antibióticos, las opciones de tratamiento se reducen, dificultando el control de diversas afecciones y poniendo en riesgo la salud de las personas.
  • Aparición de “superbacterias”: Las bacterias resistentes a los antibióticos representan una grave amenaza, ya que las infecciones que causan pueden ser mortales, especialmente en personas con sistemas inmunitarios debilitados.

(I)

Te recomendamos estas noticias