A pesar de que los aparatos de ortodoncia o brackets están diseñados para resistir las fuerzas de la masticación y los movimientos que se producen mientras se come, existen ciertas acciones y alimentos que pueden dañarlos, es por eso que se deben tomar algunas medidas y evitar consumir ciertos productos.

Entre los aspectos que se deben tomar en cuenta están: el tipo de cocción, el tamaño de las porciones y la textura de los alimentos ya que si no son los adecuados, pueden dañar la ortodoncia o quedar atrapados entre los dientes y los espacios del aparato, obstaculizando su higiene y dañando los brackets.

Una adecuada higiene bucal, pude prevenir la impotencia masculina, según un estudio

Un ejemplo de esto sucede cuando se comen frutas y se dan grandes mordiscos, está acción pude provocar que los brackets se despeguen, además, pueden quedar restos de comida acumulados en la dentadura y aumentar el riesgo de enfermedades bucales como la caries, la gingivitis y la periodontitis.

cuando se comen frutas y se dan grandes mordiscos, está acción pude provocar que los brackets se despeguen. Foto: LittleBee80

Qué comida evitar para mantener una mejor higiene bucal

Chicles y golosinas

Una de las comidas que se debe evitar sin duda son aquellas de textura pegajosas, como los chicles, los dulces y las golosinas ya que estas dificultan la higiene bucal porque se pegotean sobre los aparatos y tienden a quedar atrapados, publica el portal Mejor Con Salud.

Publicidad

Asimismo, explican que estos alimentos contienen gran cantidad de azúcares que provocan de bacterias y la aparición de caries.

Cuáles chucherías se deben evitar

  • Gomitas
  • Caramelos
  • Turrones
  • Chicles

Frutas y verduras enteras o muy duras

Una de las acciones que se deben evitar, es dar mordiscos grades a frutas enteras o muy duras, ya que esto puede despegar los brackets de los dientes. Sin embargo, esto no significa que se deba eliminar el consumo de estos alimentos tan nutritivos y necesarios, lo importante es cambiar la manera de prepararlos para ingerirlos de una manera más inofensiva.

La clave definitiva es la higiene bucal, pero si el problema persiste, es recomendable buscar un especialista. Foto: Christin Klose

Alimentos muy duros y crujientes

Los ejemplos más comunes de alimentos crujientes son: el pan tostado, las galletas crujientes, algunos snacks, los frutos secos y las palomitas de maíz, estos se deben tratar de evitar ya que comerlas requiere fuerza adicional para cortarlas y masticarlas

Carnes fibrosas o con hueso

Al igual que las frutas, a la hora de comer alitas de pollo o costillas de carne es necesario cambiar el modo de preparación y encontrar una manera más fácil de comerla, como cortada en trozos pequeños o molida.

Te recomendamos estas noticias

Ortodoncia Invisible: qué es y cuáles son los beneficios de este método para mejorar tu sonrisa

Qué las causa y cómo se tratan las heridas o llagas que aparecen en la boca

Corregir la alineación dental