En la actualidad más del 40% de las personas duermen con una luz encendida en su cuarto, ya sea la del televisor, la computadora portátil o bombillos. Esta exposición a la luz mientras se duerme, afecta de manera significativa la salud. Así lo reveló un trabajo publicado por el medio Infobae.

Investigadores del sueño en la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern señalaron que dormir en una habitación iluminada, incluso con poca luz, se asocia con un mayor riesgo de enfermedad cardiaca y diabetes.

Agregaron que tener luz en la habitación aumenta la frecuencia cardíaca y la actividad nerviosa durante todo el período de sueño.

¿Cuántas horas de sueño necesitas de acuerdo con tu edad?

¿Por qué dormir con luz es malo para la salud?

Por su parte, Phyllis Zee, jefa de medicina del sueño en la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern, manifestó: “Queríamos entender por qué existe una asociación entre la exposición a la luz nocturna con una mayor prevalencia e incidencia de aumento de peso y obesidad. El objetivo era comprender cómo los niveles moderados de luz durante el sueño afectan la función cardiovascular y metabólica”.

Publicidad

Tener luz en la habitación aumenta la frecuencia cardíaca y la actividad nerviosa durante todo el período de sueño.

Los especialistas señalan que no solo porque estemos dormidos nos desconectamos de todo. “Aunque esté dormido, el sistema nervioso autónomo está activado. Eso es malo. Por lo general, la frecuencia cardíaca junto con otros parámetros cardiovasculares son más bajos durante la noche y más altos durante el día”, sostuvo Daniela Grimaldi, coautora y profesora asistente de investigación de neurología en Northwestern.

¿Cuáles son los problemas que le quitan el sueño al ecuatoriano?

Resistencia a la insulina

Por otra parte, los investigadores se dieron cuentan en el estudio, que después de que las personas dormían en una habitación con luz, la resistencia a la insulina aumentaba. “Estamos mostrando un mecanismo que afecta la capacidad para regular la glucosa”, dicen los especialistas.

Se habla de resistencia a la insulina cuando las células del cuerpo no responden bien a la hormona que genera el páncreas y que transporta la glucosa para que el organismo la convierta en energía.

En un estudio anterior publicado en JAMA Internal Medicine, el equipo analizó una población de personas sanas que estuvieron expuestas a la luz durante el sueño y comprobaron que tenían más sobrepeso y obesidad.

Ahora han descubierto que la exposición a luz fragmenta el sueño y hace que sea más ligero, lo que afecta a la capacidad el organismo para regular la glucosa y la función cardíaca. (I)