Mientras el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, insta a sus ciudadanos a aceptar la vacuna de AstraZeneca, Francia, España, Alemania e Italia han suspendido o retrasado su uso, a pesar de que el laboratorio que la produce y la Organización Mundial de la Salud insisten en que “no existe ningún riesgo”.

España suspenderá la vacunación con el suero de AstraZeneca durante quince días, según se acordó en una reunión de urgencia para tratar este asunto entre el Gobierno central y las regiones.

Austria fue el primer país en tomar la medida, el 8 de marzo, suspendiendo un lote de vacunas tras la muerte de una enfermera que acababa de recibir una dosis. La mujer, de 49 años, falleció debido a un problema de coagulación sanguínea.

Dinamarca, Noruega, Islandia y Holanda fueron más lejos, suspendiendo la vacunación con el inmunizante. Alemania se sumó el lunes, de manera “preventiva”, tras registrar casos de trombos, y en seguida le siguieron Francia e Italia.

Publicidad

El ministro de Salud ucraniano, Maksym Stepanov, dijo que no se planea suspender la administración de la vacuna de AstraZeneca, la única disponible en ese país. Foto: -- SERGEI SUPINSKY

Fuera de la UE, República Democrática del Congo, Indonesia y Tailandia aplazaron por su parte la campaña de vacunación.

¿Qué dicen las autoridades?

Sin embargo, las autoridades sanitarias que recomiendan este tipo de medidas dicen que por ahora no se demostró ningún vínculo entre estos problemas de coagulación y la vacuna de AstraZeneca, al margen de que se sucedieron en el tiempo.

Algunos profesionales subrayan que estos problemas no son más frecuentes entre los vacunados con AstraZeneca que con las otras vacunas disponibles en Europa, es decir, Pfizer/BioNTech y Moderna.

AstraZeneca subrayó asimismo en un comunicado publicado el domingo que los casos de trombos son “similares” a los que registran sus homólogos.

Sin embargo, en Francia, la agencia reguladora ANSM registra más casos entre los vacunados con AstraZeneca (0,66%) que con Pfizer/BioNTech (0,19%) y Moderna (0,12%).

El proceso de vacunación en Ecuador: la meta debería ser para junio

Estos meses de marzo, abril, mayo y junio son decisivos, afirma el doctor Francisco Plaza Bohórquez, expresidente del Consejo Médico Andino y de la Federación Médica Ecuatoriana.

Publicidad

Él recomienda la aplicación de 100.000 dosis diarias en estos meses, “de tal manera que al 30 de junio tengamos más de 10 millones de ecuatorianos vacunados, la meta para lograr la inmunidad de rebaño, antes de que el virus siga mutando”.

Las vacunas, dice, deben ser aprobadas por la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos) y la EMA (Agencia Europa de Medicamentos), es decir, la de Pfizer/BioNTech, Moderna y Jhonson & Jhonson.

¿Qué hay de AztraZeneca Oxford? “Tiene el inconveniente de que en algunos países de la Unión Europea se ha suspendido el proceso con esta vacuna por ciertos efectos secundarios no muy bien aclarados, de modo que para el grupo prioritario (personal médico y de salud y personas mayores de 80 años) se sugieren las dos primeras vacunas mencionadas”, señala el doctor Plaza.

También para las personas de 60 a 80 años, pacientes de alto riesgo con comorbilidades, personal de farmacias y droguerías, personal que labora en recolección de basura y la red de ambulancias de todas las instituciones, más la Policía Nacional y el personal de servicios funerarios. (I)