Hacer ejercicio representa no solo una forma de bajar de peso, sino también de estar saludable. Al realizar actividad física nuestro cuerpo segrega dopamina y serotonina, dos de las hormonas asociadas al bienestar y la felicidad.

Una de las opciones es salir a caminar, incluso si quieres quitarte unos cuantos kilos de más. Un estudio publicado en el Journal of Excercise, Nutrition & Biochemistry monitoreó a un grupo de mujeres con obesidad que salió a caminar durante doce semanas. Al finalizar la observación, notaron una gran reducción de la grasa abdominal, por lo que también disminuyeron su riesgo de padecer diabetes y enfermedades cardíacas en el futuro.

El estudio detalla que, aunque resulte muy sencillo en comparación con otro tipo de ejercicios que sí requieren mayor habilidad y disposición física, hay que hacerlo correctamente.

Caminar en el exterior

Publicidad

Cuando se trata de caminar, es imprescindible hacerlo al aire libre para notar todos los beneficios. Se trata de una experiencia más provechosa cuando se la realiza en un medio natural.

“Pasar tiempo en el bosque está fuertemente relacionado con una disminución de la presión arterial y la frecuencia cardíaca, así como una bajada de las hormonas del estrés y, por tanto, de la ansiedad, la depresión o la fatiga”, asegura un informe publicado en The Wall Street Journal.

Utilizar ropa adecuada

Es importante saber escoger bien las prendas, en especial los zapatos.

Calentar antes de salir

Es importante realizar algunos breves ejercicios de calentamiento antes de hacer actividad física.