El limón es una fruta que posee propiedades que benefician a nuestro sistema inmunológico e incluso a la piel y al cabello. Si lo sumamos, en una bebida, al té verde, obtendremos hidratación, vitamina C, nos ayudará a bajar de peso y a evitar la retención de líquidos, entre otros beneficios.

La combinación de limón y té verde es una bebida antioxidante que se puede tomar fría o caliente, preferible sin azúcar. Es recomendable hacerlo de forma regular pero no en exceso. Esto ayudará a mejorar nuestra digestión, de acuerdo con Aromas de té.

También ayuda a evitar o reducir los síntomas gripales. Para eso debe tomarse caliente. Además, contribuye a que baje la fiebre y a quitar el dolor de garganta. Para la digestión, tómelo en ayunas para eliminar toxinas. Consumir té verde con limón reduce el acné y mejora el aspecto del cabello, según la publicación.

“Es un excelente complemento que te ayuda a quemar grasa para adelgazar y a limpiar el organismo, por eso es ideal tomar de 2 a 3 tazas al día, la primera nada más levantarte. Para esta primera infusión, te vendrá genial el té negro con limón ecológico, que también te ayuda a activar la mente. Si eres de los que desayunan en la oficina, puedes llevarte una pirámide de té negro con limón ecológico, que se prepara fácilmente y no ocupa espacio. Para las otras 2 a media mañana y/o a media tarde y disfrutar de un bienestar sublime. En este segundo caso, te recomendamos tomar el té verde y blanco sorbete de limón, que es más ligero en cuanto a nivel de teína se refiere”, se añadió.

Los beneficios de beber agua de cáscara de piña en ayunas

Para prepararlo, se infusiona agua (125 mililitros por taza) hasta hervir. En el recipiente que vayamos a usar para la bebida añadimos una o dos cucharaditas de té verde con limón y echamos el agua caliente. Dejamos reposar por tres minutos.

Para reducir los estragos de la menstruación o levantar el ánimo, puede agregar canela. Para estados gripales, añada jengibre. Si tiene problemas digestivos, eche una cucharadita de bicarbonato. En caso de estreñimiento, use linaza. Finalmente, para fines cosméticos, utilice aloe vera.

“Si lo tomas por placer, no importa el momento del día, pero si lo que buscas es poner a punto tu organismo y eliminar toxinas, lo mejor es tomarlo por la mañana. Te ayudará también en el momento de ir al baño y de quemar grasas. Después de comer, viene genial para los días de comidas copiosas para sentir un bienestar de forma natural, o si, de normal, te cuesta hacer las digestiones. Por último, si lo tomas antes de entrenar, lo que te aseguras es una dosis de energía y una puesta a punto del cuerpo, que tendrá más predisposición a trabajar y, por tanto, a quemar más grasa”, se concluye en la publicación. (I)