El ginseng se ha usado en la medicina tradicional china durante siglos, y la ciencia respalda su uso. Hay muchos tipos de esta hierba, entre ellos están el ginseng americano (Panax quinquefolius) y el ginseng asiático (Panax ginseng).

¿Cuáles son sus beneficios?

Reduce la inflamación

Un estudio determinó que el ginseng tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias beneficiosas para nuestro cuerpo.

Ayuda a la función cerebral

Publicidad

El ginseng apoya a las funciones cerebrales, como la memoria, el comportamiento y el estado de ánimo. Un estudio analizó a 30 personas que consumieron 200 mg de Panax ginseng diariamente durante cuatro semanas. Estas mejoraron su estado de ánimo.

Para tratar la disfunción eréctil

Una investigación sugirió que la planta cuenta con compuestos que pueden proteger contra el estrés oxidativo en los vasos sanguíneos y tejidos en el pene, lo que ayudaría a restablecer la función normal.

Aumenta los niveles de energía

Estudios han demostrado que el ginseng ayuda a combatir la fatiga y a otorgarnos mayor energía. La investigación analizó el consumo de ginseng durante dos semanas, y quienes lo consumieron experimentaron menos fatiga física y mental.

Efectos antiinflamatorios

Según resultados experimentales publicados en el Journal of Translational Medicine, el ginseng se utiliza a menudo para reducir la inflamación.

Reduce los niveles de azúcar en sangre

Las propiedades glucorreguladoras del ginseng ayudan a reducir los niveles de azúcar en sangre en pacientes con diabetes de tipo 2. Además, los ginsenósidos de esta planta afectan la producción de insulina y mejoran la resistencia a ella en el organismo.