Las arrugas aparecen de forma natural con el pasar de los años, aunque también algunas circunstancias como la exposición excesiva a la luz ultravioleta o el tabaquismo puede acelerar el proceso de envejecimiento normal de la piel.

Generalmente las arrugas son más prominentes en la piel expuesta al sol, como la cara, el cuello, las manos y los antebrazos, reporta Mayo Clinic.

Limitar el tiempo de exposición al sol, humectar la piel, evitar el tabaco y llevar una dieta saludable son algunas de las medidas que se pueden poner el práctica para para proteger la piel y minimizar la aparición de arrugas. Así también, existen algunas opciones para alisarlas o hacerlas menos visibles, como por ejemplo, la aplicación de aloe vera (sábila) y aceite de coco.

El aloe vera es una planta conocida por los múltiples beneficios dermatológicos, detalla Infosalud. Gracias a su alto contenido de colágeno y elastina ayuda a prevenir el envejecimiento, además actúa como un astringente natural y su contenido de saponina ayuda eliminar la suciedad de los poros.

Publicidad

Entre otros beneficios atribuidos al aloe vera se indica que contiene vitaminas y aminoácidos que contribuyen a la cicatrización de heridas; además, su saponina ayuda a la cura, cicatrización y desaparición del acné.

Por el aceite de coco se considera que gracias a la vitamina E y sus antioxidantes, es ideal para suavizar las arrugas y líneas de expresión. Además de esto, también se encarga de preservar el colágeno y la elastina de nuestra piel, haciéndola mucho más elástica y flexible.

La mezcla de estos dos productos naturales resulta en una buena opción contra las arrugas.

Ingredientes

Publicidad

  • 1 cucharada de gel de áloe vera
  • 1 cucharada de aceite de coco

Procedimiento

Vierta los ingredientes en un recipiente de vidrio y mezcle hasta obtener una consistencia homogénea. Aplique sobre el rostro limpio y deje reposar durante 20 minutos. Retire con agua tibia y repita el procedimiento al tercer día.

En todo caso, aunque los tratamientos caseros con estos productos naturales generalmente ayudan a mantener el buen aspecto de la piel, lo ideal es consultar al médico dermatólogo antes de aplicarlos. (F)