Un apetito sexual descomunal de su hombre es lo que al parecer tiene la vida de Vikki Brown revuelta. La mujer, una británica de 31 años, asegura que su hombre tiene unas 100 erecciones al día y no le deja descanso.

Brown hizo público su “problema” en una entrevista con South West News Service y admitió que “está luchando por llevar una vida normal con su novio Lucas Martins, de 39 años.

“Desde el principio hasta ahora, donde sea que estemos, él puede tener una erección”, explicó Brown sobre su novio desde hace dos años. “Solo tenemos que estar sentados viendo una película, caminando por la calle o yendo a tomar un café con amigos y tiene una erección”.

¿Falta de apetito sexual? Estas son las causas y algunos consejos para superarla, dentro y fuera de la cama

Por su parte, Lucas Martins reveló que jamás había experimentado una situación como esta y pensó que podría ser un problema de salud. Sin embargo, un médico atribuyó la incesante rigidez al deseo insaciable de Martin por su mujer.

Publicidad

“Simplemente parece ser natural. Tengo una mujer maravillosa a mi lado”, reveló Martins lascivamente. “Ella es una diosa. Ella solo necesita mirarme y hablarme, y tengo hambre de eso”.

La pareja se conoció en un supermercado durante el confinamiento. Foto: South West News Service

Terapia con testosterona para aumentar el impulso sexual en mujeres: Conoce las ventajas y consecuencias

Cómo conoció Vikki a su hombre de 100 erecciones diarias

La pareja se conoció en un supermercado durante el confinamiento. Para Martins fue amor y una erección a primera vista. Pero Brown lo rechazó al principio.

“Estaba con mi uniforme, el cabello mojado y una máscara puesta. Mientras hacíamos fila, él caminó por la esquina con un enorme filete en su canasta y dijo: ‘Wow, ¿no eres hermosa?’”.

Hablaron, pero Vikki rechazó las primeras tres citas para tomar café con Lucas. Eventualmente accedió a encontrarse y pronto comenzaron una relación. Ahora, luego de dos años, las erecciones nunca se han suavizado.

Publicidad

A veces le resulta complicado, porque él tiene erecciones en tiendas, el gimnasio, el cine, en restaurantes. Foto: Prostock-Studio

La mujer asegura que el deseo constante de su novio por el sexo interfiere con su tiempo. Ella lucha por mantenerse al día con las tareas y las citas mientras satisface sus necesidades sexuales.

Pero a veces le resulta complicado, porque él tiene erecciones en tiendas, el gimnasio, el cine, en restaurantes. En cualquier lugar. “Me pregunto si alguna otra pareja es igual. A veces es vergonzoso, pero él simplemente se ríe de eso”.

(I)

Te recomendamos estas noticias