Estar perfumado y oler bien no se limita a la higiene personal, pues es algo que puede tener un impacto importante en la vida cotidiana. La fragancia que alguien emite puede influir en la percepción de otras personas e incluso en el bienestar propio, reseña el portal Ok Perfumes.

Para muchos es importante retocarse el perfume en el día a día, es por ello que la influencer Lina Menesses recomienda una receta casera que permite llevarlo a todos lados de una forma muy original: en una barra de manteca de cacao, considerada como un poderoso hidratante antiedad.

La manteca de cacao penetra profundamente en los niveles de la epidermis, dándole frescura y brillo.

¿Cuáles son los beneficios de la manteca de cacao?

La manteca de cacao es un aceite que se extrae de los granos de esta semilla usada históricamente para la preparación del chocolate. Tiene muchas propiedades cosméticas, por lo que es especialmente usado para humectar la piel a diario e incluso para tratar casos de psoriasis, arrugas, estrías, acné, eccemas, quemaduras y cicatrices.

Publicidad

La deficiencia de esta vitamina es la causante de las ojeras y estos son los alimentos que te ayudarán a mejorar la piel

Este producto penetra profundamente en los niveles de la epidermis, dándole frescura y brillo; también es un gran lubricante, por lo que previene las úlceras y cualquier tipo de lesión en la piel, reseña el blog Druni.

Además, puede ser usada como loción pura o mezclada con otros ingredientes, lo que permitirá disfrutar de sus beneficios al máximo.

No solo es un perfume, también hidrata la piel.

Hidratante antiedad casero con manteca de cacao

La creadora de contenido colombiana publicó un video en su cuenta de Instagram en el que explicó que la preparación de este perfume es realmente sencilla, ya que se necesitará dedicarle poco tiempo y contar con materiales asequibles.

Publicidad

Lo primero que se debe hacer es poner en un envase la barra de manteca de cacao y llevarla al horno por un minuto (o dejar en baño de María hasta que esta se derrita).

Luego de que esté en estado líquido, se procede a agregarle cinco “pufs” del perfume favorito de la persona (debe hacerse rápido antes de que la manteca vuelva a su estado sólido) y se mezcla. Se agrega en el envase plástico donde estaba originalmente y se guarda en el refrigerador hasta que se seque. Menesses promete que con esta técnica el aroma “dura un montón”.

Publicidad

(I)

Te recomendamos estas noticias