Existen naciones que están realizando su labor de distribución de vacunas de forma eficiente, sin embargo hay otras que se han quedado atrás, en medio de trabas económicas e incluso negligencia por parte de sus gobiernos.

A pesar de ello el mundo se mantiene en la espera de la supuesta panacea de la inmunidad, pero la preocupación se multiplica por parte de madres que están a punto de dar a luz en plena pandemia.

La comunidad científica y médica intenta comprender todo en torno al área de salud que impacta el SARS-CoV-2.

Las dudas en torno a sobre cómo afecta este virus a mujeres embarazadas se mantiene desde el inicio de la pandemia, pero gracias al avance científico y estudios de parte de instituciones mundiales, hoy podríamos tener una respuesta.

¿Existe la inmunidad en los bebés?

Una investigación científica realizada por Weill Cornell Medicine y el NewYork-Presbyterian de Estados Unidos acaba de ser publicada en la revista científica American Journal of Obstetrics and Gynecology.

Con el estudio han comprobado que las embarazadas tienen la capacidad de transmitir sus anticuerpos generados contra el COVID-19 a los bebés que están gestando. Lo que abre terreno a un mar de posibilidades para los médicos y los pacientes.

Foto: Cortesía

“Dado que ahora podemos afirmar que los anticuerpos que fabrican las mujeres embarazadas contra el COVID-19 han demostrado transmitirse a sus bebés, sospechamos que es muy probable que también puedan transmitirse los anticuerpos que el cuerpo fabrica después de ser vacunado”, confirma la líder de la investigación, la doctora Yawei Jenny Yang.

Para llegar a este hallazgo cuenta que el equipo analizó las muestras de sangre de 88 mujeres que dieron a luz en NewYork-Presbyterian y en Weill Cornell Medical Center, entre marzo y mayo del 2020. Ahí encontraron que presentaban anticuerpos con mayor presencia de los mismos en las pacientes que sí presentaban síntomas.

La publicación afirma que casi el 60 % de las participantes en el estudio eran asintomáticas. Aun así presentaban anticuerpos en su sangre. Es decir que cuando sus bebés nacieran, la presencia de estas defensas aparecería en la sangre del cordón umbilical del 78 % de los recién nacidos. (I)