En el mundo se han administrado hasta el momento más de 1.100 millones de dosis, con China como el país que más ha inoculado (275 millones), seguida de Estados Unidos (245 millones) y la India.

Publicidad

Los descensos de casos y muertes por COVID-19 gracias a las vacunaciones solo llegarán cuando los países hayan vacunado a alrededor de un 50% de sus poblaciones, indicó este lunes la jefa de científicos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la india Soumya Swaminathan.

Solo dos países por ahora sobrepasan el 50% de ciudadanos completamente vacunados (Seychelles e Israel, con alrededor del 60%), mientras que los que más cerca están de llegar a ese porcentaje son Emiratos Árabes (38%), Chile (35%), Baréin (32%), y EE. UU. (31%), según las cifras de vacunación que facilitan sus redes sanitarias.

Teniendo en cuenta que es necesario vacunar al menos un 70% de la población para lograr la inmunidad de grupo y que la mayoría de las vacunas anticovid necesitan dos dosis, se han de administrar aproximadamente unos 10.000 millones de dosis en el planeta para garantizar el fin de la pandemia de COVID-19.

Por ello, las autoridades han pedido seguir con las medidas de bioseguridad. Aplicarse la vacuna no significa que se deba bajar la guardia ante el COVID-19. Aquí algunas sugerencias para no caer en errores y seguir enfrentando a la pandemia pese a estar inoculado.

Espere dos semanas

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), indican que por lo general el organismo necesita dos semanas después de la vacunación para generar protección (inmunidad) contra el virus. Tenga mucha precaución con esto. Tome en cuenta que las vacunas de Pfizer/BioNTech, AstraZeneca, Moderna o Sinovac son dos dosis; en el caso de Johnson & Johnson es una sola dosis.

Considere el nivel de efectividad

Las vacunas tienen una alta efectividad aunque no llegan al 100%. Por esto existe una pequeña posibilidad de que algunas personas que están totalmente vacunadas contra el COVID-19 se enfermen. En todo caso, si se contrae el SARS-CoV-2 , la vacuna puede ayudar a que el paciente no presente síntomas graves.

Aislamiento, de ser necesario

Publicidad

Así la persona se encuentre completamente vacunada y empieza a tener síntomas respiratorios, los CDC recomiendan el aislamiento, sobre todo si estuvo expuesto a una persona con COVID-19 o con la sospecha de estar infectada.

Si no presenta síntomas aunque estuviera con alguien con SARS-CoV-2, no es necesario el aislamiento o realización de pruebas. En cambio, si vive en un ’'entorno grupal’', entonces sí será necesario someterse a pruebas pese a no tener síntomas.

Uso de mascarillas y lavado de manos

Por ahora, pese a estar inmunizado, será necesario seguir usando la mascarilla cuando se encuentre en lugares públicos -sobre todo en sitios cerrados-, con presencia de personas que no habitan en su misma casa.

Además, el lavado de manos es esencial; en caso de no contar con agua y jabón, la alternativa es desinfectarse las manos con alcohol al 70%. (I)