Aunque la temporada navideña está relacionada a la convivencia, el compartir, la reflexión y la esperanza de un nuevo comienzo, en esta época también se hacen presentes algunos problemas de salud que pueden hacerse comunes. Es importante saber cuáles son para poder prevenirlos.

Según el portal Vivo Labs, las salas de emergencias suelen tratar a un 10-15% más de pacientes durante la Navidad en comparación a otras celebraciones del año. Esto se debe a que el cuerpo está vulnerable a padecer de ciertas enfermedades.

Enfermedades más comunes en Navidad

Resfriado común: esta infección viral de las vías respiratorias superiores afecta a los adultos de 2 a 6 veces al año, mientras que a los niños de 6 a 10. Su incidencia incrementa durante el invierno, época que coincide con la Navidad y una de las razones puede ser porque el virus se esparce más fácilmente durante las reuniones.

Publicidad

Gripe: esta infección puede confundirse con el catarro; sin embargo, la gripe es más incapacitante e incluso produce fiebre. También tiene un pico durante el invierno y se esparce en gran medida gracias a las reuniones en espacio cerrados.

Siga estos consejos y su cuerpo estará listo para disfrutar de un diciembre saludable

Dolor de espalda: un dolor en la parte baja de la espalda, correspondiente a la parte lumbar de la columna vertebral es algo muy común en la población; no obstante, la Navidad es propicia para levantar más peso por las compras o por los arreglos en casa, lo que hace que este dolor se agudice.

Problemas estomacales y digestivos: algo que hay que tener en cuenta es que Navidad es propicia para comer desmedidamente, esto puede generar mala digestión, reflujo, acidez y dolores estomacales, afirma En Genérico.

Publicidad

Fatiga: los excesos alimenticios en Navidad producen mucho cansancio, sueño y falta de energía, ya que el organismo se resiente por todo el trabajo digestivo que debe hacer.

Estrés: sí, el estrés es común en cualquier época del año, pero puede aumentar durante las fiestas, ya que hay que organizar desde los preparativos hasta los regalos. Esto se ve reflejado en los músculos. ¿Lo ideal? Descansar y tomar las cosas con calma.

Publicidad

(I)

Te recomendamos estas noticias