Existen medicamentos que pocas veces faltan en nuestros hogares. No sirven para todo, pero sí son muy efectivos para calmar determinados malestares. El ibuprofeno, sin lugar a dudas, es uno de los más populares y consumidos por la población a nivel mundial.

Según Medline Plus, el ibuprofeno es un fármaco que pertenece a una clase de medicamentos llamados antiinflamatorios no esteroides (AINE). Su acción consiste en detener la producción del cuerpo de una sustancia que causa dolor, fiebre e inflamación.

El ibuprofeno se puede comprar sin prescripción médica, por lo que se recomienda leer con detenimiento el prospecto que lo acompaña. Foto: Bet_Noire

Para qué sirve el ibuprofeno

  • Fiebre
  • Dolores de intensidad leve o moderada
  • Resfriado común
  • La dismenorrea primaria (menstruación dolorosa).
  • Dolores menores de cefalea, como por ejemplo, la migraña.
  • Dolor, sensibilidad, inflamación y rigidez ocasionados por la osteoartritis (artritis causada por el desgaste del revestimiento de las articulaciones), y la artritis reumatoide (artritis causada por la inflamación del revestimiento de las articulaciones).
  • Dolor muscular
  • Dolor de muelas
  • Dolor de espalda.
  • La espondilitis anquilosante (inflamación que afecta las articulaciones de la columna vertebral)
  • La inflamación no reumática
  • La artrosis (trastorno de carácter crónico que ocasiona el daño del cartílago)
  • La artritis reumatoide juvenil

Cómo recuperar más rápido el olfato y el gusto tras el coronavirus

Tampoco debe tomarse ibuprofeno si se padece trastornos hemorrágicos o de la coagulación sanguínea.

Cuándo no se debe consumir Ibuprofeno

  • Cuando se es alérgico (hipersensible) al ibuprofeno, a otros medicamentos del grupo de los antiinflamatorios no esteroideos, a la aspirina o a cualquiera de los demás componentes de este medicamento.
  • Si se padece una enfermedad grave del hígado o los riñones.
  • Si se ha tenido una úlcera o hemorragia de estómago o de duodeno o ha sufrido una perforación del aparato digestivo.
  • Si se ha vomitado sangre, se presentan heces negras o diarrea con sangre.
  • Tampoco debe tomarse ibuprofeno si se padece trastornos hemorrágicos o de la coagulación sanguínea, o se está tomando anticoagulantes (medicamentos utilizados para ‘fluidificar’ la sangre).
  • Si se padece una insuficiencia cardíaca grave.
Lo ideal sería acudir a un médico para que sea este profesional quien lo recete.
  • Las mujeres que se encuentran en el tercer trimestre del embarazo, aunque tampoco se recomienda la administración del mismo durante el primer y segundo trimestre del embarazo, salvo que se considere estrictamente necesario.
  • Si sufrió un ataque cardíaco recientemente, a menos que se lo indique su médico.
  • La persona que se someterá a un injerto de derivación de la arteria coronaria (CABG, coronary artery bypass graft; un tipo de cirugía del corazón), no debería tomar ibuprofeno justo antes o después de la cirugía.

El ibuprofeno se puede comprar sin prescripción médica, por lo que se recomienda leer con detenimiento el prospecto que lo acompaña, antes de empezar a tomarlo, ya que aporta la información necesaria para su uso. No hay que olvidar que un medicamento es seguro si se administra correctamente.

Lo ideal sería acudir a un médico para que sea este profesional quien lo recete y así evitar correr el riesgo de sufrir ciertos efectos secundarios o exponerse a una sobredosis.

Te recomendamos estas noticias

El ibuprofeno es más efectivo en el dolor de espalda que el paracetamol, según estudio

‘A mí y a mi esposo nos dio faringitis, y ni ibuprofeno tenían en el IESS’, dice una afiliada que lleva aportando por más de 10 años

Aumentan quejas por falta de medicinas, como ibuprofeno, insumos para operaciones y turnos para exámenes en hospital del IESS de Ambato

Médicos observan si el ibuprofeno reduce las fallas respiratorias en pacientes graves de COVID-19