Ecuador a la par de presentar casos positivos de COVID-19 también está presentando de dengue, estas dos enfermedades se han manifestado de manera simultánea debido a las condiciones poblacionales.

En los últimos dos años ambas dolencias han afectado a la ciudadanía y debido a sus síntomas pueden generar confusión en el diagnóstico. De igual manera el tratamiento para ambas es diferente.

De acuerdo con el informe de la Dirección Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Ministerio de Salud, en el país hasta mediados de marzo pasado se habían presentado 5.360 casos de dengue en el país, de los cuales 12 fueron graves. Mientras que hasta el 9 de abril se reportaron 80.073 casos positivos de COVID-19 a nivel nacional.

Estas son las principales diferencias entre el dengue y el COVID-19:

Publicidad

Forma de transmisión

El dengue es una enfermedad que se presenta principalmente en la Costa y la Amazonía del país, su principal característica es la transmisión a través de la picadura de los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus y existen cuatro serotipos de virus. Lo cual la vuelve menos contagiosa de las enfermedades respiratorias.

El COVID-19 es producido por el virus SARS-CoV-2 y se transmite principalmente por gotitas respiratorias que se emiten al toser, estornudar o hablar.

Incubación del virus

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el periodo de incubación del dengue es de 3 a 10 días teniendo por lo general su aparición entre 5 y 7 días; en cambio el COVID-19 se estima un periodo de 14 días hasta que pueden aparecer los síntomas.

Síntomas y signos

Publicidad

Ambas enfermedades guardan síntomas similares por lo cual su diagnóstico clínico, sin una prueba, puede llegar a confundirse.

Los síntomas del dengue son:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza muy intenso
  • Dolor detrás de los globos oculares
  • Dolores musculares y articulares
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Agrandamiento de ganglios linfáticos
  • Sarpullido

En los cuadros graves se puede presentar: dolor abdominal intenso. vómitos persistentes, respiración acelerada, hemorragias en las encías, fatiga, agitación, presencia de sangre en el vómito.

En el caso del COVID-19, los síntomas son:

  • Fiebre
  • Tos seca
  • Fatiga
  • Pérdida del gusto o el olfato
  • Congestión nasal
  • Conjuntivitis (también conocida como ojos rojos)
  • Dolor de garganta
  • Dolor de cabeza
  • Dolor muscular o articular
  • Diferentes tipos de erupciones cutáneas
  • Náuseas o vómitos
  • Diarrea
  • Escalofríos o mareos

En los cuadros graves se puede presentar: dificultad para respirar, pérdida de apetito, confusión, dolor o presión persistente en el pecho, entre otros.

Factores de riesgo de enfermedad grave del dengue

  • La edad (en los bebés)
  • Una segunda infección por dengue
  • Los pacientes con afecciones médicas crónicas, incluidas la diabetes, el asma o las enfermedades cardiacas

Factores de riesgo de enfermedad grave del covid-19

  • Tener 65 años o más.
  • Enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedad respiratoria crónica, hipertensión, accidentes cerebrovasculares previos, enfermedad hepática, obesidad, enfermedades respiratorias crónicas.
  • Personas que viven en hogares de ancianos o establecimientos de cuidados a largo plazo. (I)