Hay una alarma que se ha disparado en los centros de salud del Ecuador ante un aumento de los casos de dengue. Según la vigilancia epidemiológica de la semana 18 del Ministerio de Salud Pública (MSP), hay 27.063 casos confirmados.

En todo el 2023 la cifra llegó a 27.838. La transmisión de la enfermedad es mayor en provincias como Santo Domingo de los Tsáchilas, Esmeraldas, Los Ríos, El Oro, Guayas y provincias de la Amazonía.

El dengue es una enfermedad que se transmite por la picadura del mosquito Aedes aegypti y es característica de las regiones tropicales y subtropicales.

Publicidad

Cómo va el avance ecuatoriano de esterilizar mosquitos para enfrentar el dengue

Si bien la mayoría de infectados no presenta síntomas, las principales manifestaciones pueden ser fiebre alta, dolor de cabeza o corporal, así como náuseas y erupciones en la piel.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuando el mosquito pica a una persona infectada se replica en el intestino medio antes de diseminarse a los tejidos secundarios y glándulas salivales. Luego de varios días, el mosquito se vuelve infectante y puede transmitir el patógeno toda su vida.

En América circulan cuatro serotipos de la enfermedad: DENV-1, DENV-2, DENV-3 y DENV-4, y en algunos países simultáneamente.

Publicidad

La epidemióloga y salubrista Catalina Yépez explica que cuando una persona adquiere la enfermedad logra generar una inmunidad a largo plazo para ese serotipo en particular.

“Siempre que haya un nuevo serotipo circulando, una persona podría infectarse a través de la picadura del mosquito y enfermarse nuevamente a causa de ese serotipo nuevo circulando”, señaló.

Publicidad

¿Qué tiempo dura el dengue en el cuerpo? Estos son los signos de alarma que evidencian que la enfermedad se complicó

Existe el riesgo para las personas afectadas por la enfermedad de que al volver a adquirirla pueden desarrollar un dengue grave o hemorrágico.

Yépez añadió que este tipo de dengue es más probable que ocurra durante una segunda infección “por un serotipo diferente del virus del dengue” y que el riesgo por condiciones previas de personas que se enferman se encuentra en los niños.

Estas son las diferencias entre ambos tipos de dengue:

Síntomas del dengue

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Dolor detrás de los ojos
  • Dolor en las articulaciones y músculos (sobre todo espalda y piernas)
  • Erupción cutánea (ronchitas rojas en el abdomen y tórax)
  • Náuseas y vómitos

Síntomas de dengue hemorrágico

  • Sangrado nasal o de encías
  • Manchas rojas en la piel o moretones
  • Dolor abdominal intenso
  • Vómitos persistentes
  • Edema (hinchazón de tobillos y luego generalizado)
  • Dificultad para respirar
  • Plaquetas bajas

No automedicarse

Ante los síntomas, lo primordial es acudir a un médico para que determine la enfermedad y por tanto el tratamiento y medicación.

Publicidad

“Es importante saber que el consumo de medicamentos Aines (antiinflamatorios no esteroideos) como ibuprofeno, naproxen, diclofenaco también produce sangrado en pacientes con dengue y puede poner en peligro la vida de un paciente, no por la enfermedad, sino por la administración de estos medicamentos, la sobrehidratación sobre todo en niños también produce complicaciones serias”, indicó la especialista.

Sobre las vacunas que ya se están incorporando para combatir la enfermedad, señaló que esta no es la única solución sino que también se debe buscar eliminar la población de mosquitos causantes del dengue, así como el control de vectores y estrategias de prevención y promoción para la eliminación de criaderos de mosquitos.

Cuidados en el hogar

El dengue es causado por uno de cualquiera de los cuatro virus relacionados: virus del dengue 1, 2, 3 y 4. Una persona puede infectarse con el virus del dengue múltiples veces en su vida.

Si bien la propagación del mosquito Aedes Aegypti se da por reproducirse colocando huevos en recipientes artificiales que contengan agua empozada en barriles o llantas afuera o dentro de sitios abiertos.

  • Evite acumular la basura y procure tirarla en bolsas plásticas cerradas.
  • Elimine los depósitos de agua empozada que son potenciales criaderos del mosquito Aedes aegypti.
  • Tape muy bien los reservorios de agua destinada para consumo.
  • Controle los mosquitos dentro y fuera de su hogar.
  • Use repelente y ropa clara para cubrirse, camisas de manga larga y pantalones largos.
  • Utilice toldos para dormir. (I)