El insomnio es un trastorno del sueño que se caracteriza por la interrupción del descanso o la dificultad para dormir. Responde a diversas causas, desde el estrés y los hábitos inadecuados hasta problemas hormonales o incluso otras enfermedades.

Por ejemplo, existen estudios que relacionan el COVID con el insomnio y los trastornos para dormir. Pero también puede ocurrir cuando la persona consume la pantalla de su teléfono móvil o computadora hasta minutos antes de acostarse.

Las personas que tengan insomnio experimentarán dificultad para dormir o lo harán por pocas horas, insuficientes para descansar correctamente, y esto puede provocar que durante el día tengan cansancio, sientan somnolencia o no puedan realizar sus actividades cómodamente.

¿Cuáles son los nuevos síntomas del coronavirus?

Tipos de insomnio

De acuerdo a Medline Plus, de la Biblioteca de Medicina de Estados Unidos, existe el insomnio agudo, de poca duración, y el crónico, que puede extenderse hasta por un mes o más. Este último es el más común y puede deberse a problemas en el trabajo, el hogar, alguna experiencia traumática, etcétera.

Publicidad

Se calcula que el insomnio afecta más a mujeres que a hombres, y más a adultos mayores. En cualquier caso, será importante que acuda a una cita médica para evaluar su condición física y determinar qué está causando problemas.

Recuerde que el consumo de cafeína, tabaco y alcohol están entre las causas de insomnio. Y entre los motivos para los casos crónicos están los constantes cambios de turno o viajes, problemas emocionales, entre otros.

Cinco consejos para combatir el insomnio de forma natural

En la adolescencia puede ocurrir que la persona tenga problemas para dormir en la primera media hora después de acostarse, según El País. En este caso también es necesaria la evaluación médica para que no se confunda con la depresión.

Se insiste en la necesidad de abandonar las pantallas al menos una hora antes de acostarse, lo que incluye no solamente no ver el celular, sino jugar videojuegos u otra actividad que estimule al cerebro, se indica en la publicación.

“Para no complicar más la situación, es importante que cuando uno no puede pegar ojo se levante de la cama. Es mejor que quedarse dando vueltas sobre el colchón, porque evita añadir al insomnio un cuadro de estrés y ansiedad. Y no hay que recurrir a matar el tiempo con el móvil, la tableta o el ordenador, porque es contraproducente”, se insiste.

Los beneficios del agua tibia con limón por la noche para dormir mejor

Recuerde que si tiene insomnio o el problema es persistente, debe acudir a una cita médica para que se evalúen sus hábitos, su estado físico e incluso se le podría realizar un estudio del sueño, para medir qué tan bien descansa.

De este diagnóstico dependerá si deberá tomar medicamentos, realizar alguna terapia cognitiva-conductual, o simplemente cambiar sus hábitos. (I)