A medida que el cuerpo envejece requiere de nuevos cuidados, como otras necesidades nutricionales. Estos requerimientos nutricionales son diferentes para hombres y mujeres, y varían de acuerdo al nivel de actividad y edad.

El cuerpo humano requiere de proteínas (carne, pescado, lácteos, legumbres y frutos secos), carbohidratos (granos enteros), grasas saludables (aceites saludables), vitaminas, minerales y agua. Después de los 50 años es importante comer de forma consciente.

Recomendaciones

  • Elija una variedad de alimentos saludables para cada comida. Un plato nutritivo y sano debe contener frutas, verduras, proteínas y granos enteros.
  • Evite las calorías no saludables, como galletas, snacks, refrescos de cola.
  • Seleccione alimentos bajos en grasa y colesterol. Tampoco consuma embutidos o alimentos que contengan grasas trans.
  • Ingiera las porciones adecuadas. La mitad de su plato debe contener vegetales verdes. Divida la otra mitad entre proteína magra y granos enteros.
  • Trate de tener siempre a mano frutas listas para comer.
  • Aprenda a leer las etiquetas nutricionales.

“Es muy importante aprender a leer y comprender las etiquetas nutricionales sobre todo porque nos brindan mucha información sobre los productos procesados y podemos entender la calidad del alimento que vamos a consumir; de esta forma, escoger alimentos que nos ayuden a tener una dieta más adecuada y una mejor alimentación”, comenta la nutricionista Marlene Molina.

Ojo con enfermedades

No todas las personas tienen las mismas necesidades nutricionales después de los 50 años. Una persona que tiene diabetes puede tener que controlar primero los carbohidratos y luego las calorías. Una persona con presión arterial alta puede necesitar vigilar sus niveles de sodio más que los de otros nutrientes.

Después de los 50 años, las personas no deben consumir más de 1.500 miligramos de sal (2/3 de una cucharadita de sal) por día. Los médicos recomiendan beber agua durante todo el día para prevenir la deshidratación. (F)