A raíz de la pandemia los hábitos y el estilo de vida de las personas se han visto obligados ha cambiar. Desde el estallido de la crisis sanitaria y debido a las restricciones de movilidad se ha implementado el teletrabajo, con ligero aumento debido a los contagios de la variante ómicron.

Uno de los factores que aumentado tras el cambio a la modalidad de teletrabajo es el aumento de uso de energía eléctrica y por ende, un precio mayor que pagar.

Existen algunas estrategias sencillas para que esta modalidad de trabajo siga resultando ventajosa para los trabajadores. Por tanto, durante la jornada laboral se dará prioridad a la reducción de consumo en el resto de los aparatos de la casa.

Enchufes programables o temporizados, termostatos inalámbricos o con wifi y aplicaciones de domótica pueden ayudar a reducir el consumo de los aparatos domésticos y a consumir exclusivamente lo necesario para el trabajo.

Publicidad

Más del 45% del consumo de electricidad en las viviendas proviene de la utilización de electrodomésticos, desenchufarlos cuando ya no se utilizan o al final del día supone un ahorro en la factura de la luz y para el planeta.

La Empresa Eléctrica Quito comparte con la ciudadanía consejos para el uso responsable de la electricidad en el hogar.

Entre los consejos de ahorro de energía eléctrica se encuentra el cambio de focos incandescentes por focos ahorradores. El ingeniero eléctrico Daniel Tapia explica que los focos ahorradores o tecnología led básicamente son chips que son energizados a través de un driver que es electrónico y que cumple la función de ahorrar energía.

Además, se recomienda evitar el consumo de los electrodomésticos de más potencia como la secadora, lavadora, microondas, plancha, en horas de mayor consumo de electricidad. Según el experto, estas horas suelen ser las nocturnas en la urbe y existen tarifas de manejo y consumo por parte de la Empresa Eléctrica.

Asimismo, mantener conectados elementos como: televisión, acondicionador de aire, cargador de celular, reproductor de DVD, equipo de música, cafetera, horno de microondas, cocina eléctrica, computadora de escritorio, monitor de computador,impresora, implica gastar una cantidad de eléctricidad, incluso si estos no están en uso. (I)