El colesterol elevado puede conducir a la formación de placas en las arterias, lo que aumenta el riesgo de presión arterial alta, enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. En la regulación de estos indicadores, el ajo ha demostrado ser un aliado en la salud cardiovascular.

Lo que nadie te dijo sobre el ajo y sus excelentes beneficios para controlar la glucosa en la sangre

El ajo, conocido por sus múltiples beneficios para la salud, contiene compuestos como la alicina, que se ha asociado con propiedades antihipertensivas y antioxidantes, reseña la Fundación Británica del Corazón.

Foto: Freepik

Estos compuestos pueden ayudar a dilatar los vasos sanguíneos, mejorar la circulación y reducir la presión arterial. Además, sus efectos antioxidantes pueden ayudar a prevenir el daño oxidativo en las células del corazón y los vasos sanguíneos.

Publicidad

Qué beneficios tiene el té de ajo con limón

Un estudio mencionado por Medical News Today sugiere que el consumo diario de 20 gramos de ajo junto con una cucharada de zumo de limón puede disminuir los niveles de colesterol y la presión arterial.

Los efectos secundarios de comer ajo crudo en ayunas

Un diente de ajo pesa alrededor de 6 gramos, según indica el portal de salud. La cantidad recomendada sería equivalente a aproximadamente tres o cuatro dientes de ajo al día.

La investigación anteriormente citada señala que incluso medio diente de ajo diario podría reducir el colesterol en un 10%. Esto se traduce en un consumo de 3 a 6 gramos de ajo al día, lo cual es una cantidad accesible y fácil de incorporar en la dieta diaria.

Publicidad

El ajo es un alimento nutritivo, rico en fibra soluble. Foto: Freepik Foto: Freepik

Por su parte, el limón es una fruta rica en vitamina C, nutriente asociado con la prevención de enfermedades cardiovasculares; es fuente de minerales como el potasio y magnesio que influyen positivamente en los vasos sanguíneos.

Adicionalmente, el limón es rico en pectina, fibra soluble cuyas principales propiedades son la disminución del colesterol y la glucosa en sangre, refiere la Fundación Española de Nutrición (FEN).

Publicidad

Foto: Freepik

Cómo preparar té de ajo con limón para bajar el colesterol

Según El Periódico de España, el ajo es un aliado valioso en la depuración del organismo y el control de la presión arterial.

Esto se debe a sus propiedades vasodilatadoras y anticoagulantes, las cuales son beneficiosas en la regulación de la hipertensión arterial.

Contiene potasio y fibra, que no solo ayudan a mantener la presión arterial en niveles óptimos, sino que también promueven una mejor digestión de los lípidos, explica el medio español.

Cebolla, ajo y limón con miel para el dolor de garganta

Para preparar el té de ajo, Mejor con Salud recomienda hervir un vaso de agua (200 ml) durante 10 minutos, agregar un diente de ajo picado. Luego, apagar el fuego y agregar una cucharada de limón y miel para endulzar al gusto.

Publicidad

El té de ajo con limón se puede consumir una vez al día.

Foto: Freepik

Esta infusión puede ser una excelente opción para aquellos que buscan métodos naturales para mantener su salud cardiovascular.

Es importante destacar que, aunque el ajo tiene propiedades beneficiosas, siempre se debe consumir con moderación y es recomendable consultar a un especialista antes de incorporarlo como tratamiento para el colesterol alto o la hipertensión.

Esto asegura que se tomen en cuenta posibles interacciones con medicamentos y condiciones de salud individuales. El ajo puede ser un complemento valioso, pero no debe ser visto como un sustituto de los tratamientos médicos cuando estos son necesarios. (I)

Te recomendamos estas noticias