Esta es de las molestias más comunes al nadar en una piscina. Muchas veces, el agua busca la salida de manera natural y otras, hay que ayudar a expulsarla pues, además de generar efectos –como cosquilleos y fallas de audición– puede ocasionar una infección, llamada otitis externa.

Agua en los oídos


Esta sensación puede extenderse a la mandíbula o garganta. Podría no escuchar bien o solo escuche sonidos débiles Foto: Shutterstock

¿Cómo sacar agua del oído al salir de la piscina?

Healthline ofrece muy buenas recomendaciones para actuar en estos casos:

Publicidad

En principio, hay unas alternativas muy sencillas, pero eficaces. Pruebe bostezar o masticar goma de mascar, para desalojar el líquido. También se puede sacudir el lóbulo, hasta lograr que se drene el agua.

El alcohol funciona para eliminar el crecimiento de bacterias, lo cual puede prevenir infección.

Si la molestia persiste, haga un vacío inclinando la cabeza a un lado y con su mano trate de formar un sello hermético. Intente varias veces. Otra opción es echar más agua. Use un gotero limpio, ponga la cabeza de lado, escurra agua, luego cambie de posición con el oído afectado hacia abajo.

Remedios caseros para aliviar el dolor de oído en niños y adolescentes

Si nada de esto funciona, están dos alternativas más: con un gotero, mezcle –a partes iguales– alcohol y vinagre, con lo cual obtiene unas gotas óticas. Aplique y espere a que actúe. Otra versión es calentar aceite de oliva, ponerlo en el gotero y destilar en el oído. (I)