La esteatosis hepática, conocida comúnmente como hígado graso es una condición caracterizada por la acumulación excesiva de grasa en las células hepáticas.

Este trastorno puede aumentar el riesgo de problemas de salud más graves y aunque no presenta síntomas evidentes, las manchas en el rostro podrían alertar sobre la afección y otros problemas en el hígado.

Cómo cuidar tu corazón e hígado con agua tibia y limón

Si notas manchas en tu piel y desconoces su origen, existen múltiples causas posibles. Una de ellas podría estar relacionada con la salud hepática.

Publicidad

La aparición de manchas faciales sin motivo aparente puede indicar que algo no está funcionando bien con el hígado. Dichas marcas podrían ser el indicio de una condición más grave, según explica Fundahígado, entidad dedicada a pacientes con enfermedades del hígado.

Las manchas pueden ser un indicio de problemas hepáticos. Foto: Freepik

Tipos de manchas que indican problemas en el hígado

Según la fundación mencionada, no todas las manchas faciales sugieren una enfermedad o trastorno, pero ciertos cambios cutáneos requieren atención especial sobre todo si aparecen estos tres tipos:

1. Hemocromatosis

Se manifiesta por un oscurecimiento de la piel facial debido a la acumulación de hierro en el hígado, común tras múltiples transfusiones sanguíneas o en casos de alcoholismo, menciona Fundahígado.

Publicidad

La fuente increíble de vitamina B y magnesio que ayuda a limpiar el hígado graso: Así puedes tomar el diente de león

2. Angioma

Típico de la cirrosis hepática, se presenta como una mancha roja debido a la acumulación en los capilares sanguíneos de la capa superficial de la piel.

3. Ictericia

Se caracteriza por un tono amarillento generalizado de la piel, usualmente asociado con cirrosis hepática, hígado graso o hepatitis, provocado por el incremento de bilirrubina en sangre.

Publicidad

La piel refleja problemas en el hígado | Foto: Freepik

Adicionalmente, la Clínica Mayo señala que, además de la ictericia, otros síntomas cutáneos de problemas en el hígado incluyen picazón en la piel, vasos sanguíneos dilatados bajo la superficie de la piel y palmas enrojecidas.

Ante la sospecha de una enfermedad hepática, es imprescindible consultar a un especialista para un diagnóstico y tratamiento adecuados. (I)

Te recomendamos estas noticias