El perder peso no solo significa adelgazar, sino mantener la salud. Existe un método sencillo y asequible, para quitarnos algunos kilos de grasa corporal en el día día.

La respuesta es caminar; es de hecho una de las mejores formas de incorporar el ejercicio a tu vida cotidiana. De acuerdo a Michele Stanten, entrenador personal y autor de ‘Da un paso hacia una mejor salud’, se puede quemar el mismo número de calorías caminando que corriendo.

“Si caminas unos siete kilómetros por hora durante aproximadamente 42 minutos, puedes quemar tantas calorías como un corredor. Pero, si aumentas a ocho por hora durante 35 minutos podrás igualar la quema de calorías de un corredor en un período de tiempo inferior”, express Stanten.

Según un estudio de 2019 de la Universidad de Glasgow en el Reino Unido, Un ritmo de caminata más rápido puede reducir el riesgo de problemas de salud potencialmente mortales, especialmente enfermedades cardíacas y respiratorias.

Publicidad

Caminar quema calorías

Caminar a ritmo calmado 1.5 kilómetros quema alrededor de unas 100 calorías. Un estudio concluyó que personas no habituadas a hacer ejercicio que caminan unos 5 kilómetros a la hora, queman unas 270 calorías a la hora. Para aumentar la quema de calorías se debe acelerar el ritmo.

Estos son los trucos de Stanten para mejorar tu velocidad y aumentar la quema de calorías de gracias a tu metabolismo.

Balancea tus brazos más rápido

Dobla los brazos 90 grados mientras los balanceas hacia adelante y atrás. Balancear los brazos te ayudará a mover la parte superior del cuerpo y el núcleo para ayudarte a moverte de manera más eficiente y caminar más rápido.

No realizar pasos largos

Cuando la pierna delantera llega demasiado lejos, actúa como un freno. Con pasos más cortos y rápidos, tu pie cae casi debajo de ti, por lo que debes moverte más.

Compite contra ti mismo

Cuenta el número de pasos que das durante tus intervalos rápidos e intenta superarlo en entrenamientos posteriores.

Recuerda que para mantener un peso estable lo más recomendable es caminar unos 300 minutos a la semana, es decir 1 hora de lunes a viernes, como aconseja la Organización Mundial de la Salud, aunque si te cuesta mucho, al menos 150 minutos a la semana ayudarán mucho. Caminar, sobre todo en parques, calles o a campo traviesa, también te da satisfacciones de poder gozar de la naturaleza, que en épocas de confinamiento a causa del coronavirus COVID-19 es muy necesario para una vida plena. (I)