Cuando usted da todo en el gimnasio y genera buenas congestiones musculares, hacer ejercicio produce una sensación de satisfacción y bienestar elevados. Especialmente cuando existe una regularidad o disciplina con el entrenamiento, nutrición y descanso.

No obstante, los que entrenan por primera vez o que tienen tiempo sin entrenar comienzan a experimentar síntomas de dolor, que suelen empeorar generalmente al día siguiente. Es ahí cuando usted se pregunta si volverá al gimnasio.

El dolor, que puede durar días, provoca tensión muscular y, si hace ejercicio en medio de la molestia, puede hacerse daño en los músculos, tal como publica Mejor con Salud.

Conoce cuáles son los tipos de dolores musculares

os estiramientos son una gran alternativa para aliviar el dolor. Foto: Pexels.

Cómo aliviar el dolor muscular después de entrenar

Haz estiramientos

Los estiramientos son una gran alternativa para aliviar el dolor. Al entrenar las fibras musculares se contraen y acortan. Contrariamente, al estirar, es posible alargarlas y promover la movilidad para una mejor recuperación.

Publicidad

Cerezas para aliviar el dolor muscular

Un estudio realizado en el Scandinavian Journal of Medicine and Science in Sports concluyó que los atletas que tomaron jugo de cereza natural días antes y el día del entrenamiento presentaron menos dolor. Asimismo, estos deportistas mostraron signos de mejoría en la reparación muscular.

Rodillo de espuma

Esta herramienta puede facilitar la tarea de aliviar la tensión, reducir el dolor y mejorar el rendimiento en el siguiente entrenamiento, según el International Journal of Sports Physical Therapy. Utilizar el rodillo de espuma correctamente puede aliviar de manera efectiva los dolores musculares.

Qué debe comer antes de entrenar para ganar masa muscular y no desfallecer en plena actividad

Las molestias musculares por primera vez o por sedentarismo, pueden ser un impedimento para las actividades cotidianas. Foto: djiledesign

Mantente en movimiento

Cuando las personas sienten dolor muscular evitan en lo posible hacer movimientos. No obstante, moverse es lo que el cuerpo necesita para aminorar el dolor. El yoga, pilates o salir a caminar son buenas opciones para estar en movimiento sin que sea demasiado exigente para tus músculos.

Una buena taza de café

Es un excelente aliado para aliviar el dolor, porque tiene propiedades analgésicas. Justamente por ese motivo está presente en algunos medicamentos. Entonces, vale la pena tomar una o dos tazas de café antes del entrenamiento. El café no genera deshidratación, pero es importante ingerir agua de igual forma.

Publicidad

En conclusión, las molestias musculares por primera vez o por sedentarismo, pueden ser un impedimento para las actividades cotidianas. Pero, es recomendable que haga lo que está a su alcance para aliviarlas y mantener a los músculos en buen estado.

(I)

Le recomendamos estas noticias