Un rostro con una apariencia joven y fresca no se consigue solo con el uso de productos de belleza, también es necesario ejercitar la musculatura de la cara con buenos masajes faciales.

De esta manera se incentiva la producción de colágeno, importante elemento antiedad que proporciona luminosidad y elasticidad a la piel, lo que ayuda a prevenir la aparición de arrugas y evita que se marquen las líneas de expresión.

Alimentos ricos en colágeno para cuidar de tus huesos y piel

Al iniciar un masaje facial se debe aplicar algún tipo de aceite o crema con el fin de prevenir irritaciones que la fricción pueda ocasionar. Igualmente hay que calentar la piel primero, poniendo las palmas de la mano por todo el rostro al menos 30 segundos por zona.

Cómo activar el colágeno de la piel con masajes

Vibración

Esta técnica te sirve para activar el colágeno en la zona del contorno de ojos y frente, únicamente debes dar pequeños golpes en tu piel con los dedos, como si estuvieras tecleando en la computadora. Hacer este movimiento por todo tu rostro por al menos 3 minutos, publica el diario Panaroma.

Publicidad

Presión

Para este masaje facial solamente debes presionar la piel con las yemas de los dedos; hacerlo suavemente para evitar molestias y tener la seguridad de que se está ejerciendo presión de una manera ascendente para que ayude a dar un efecto lifting.

Estas son las frutas que ayudan a producir colágeno de manera natural, porque contienen vitamina C y azufre

Recuerda que este masaje no hay que realizado en el contorno de ojos, pues la piel de esta zona es más delicada que la del resto de la cara. Foto: Pexels.

Compresión

Con los dedos índices, hacer una ligera compresión en la piel como si quisieras formar pequeños rollitos en el rostro; la presión debe ser ligera y los movimientos suaves.

Recuerda que este masaje no hay que realizado en el contorno de ojos, pues la piel de esta zona es más delicada que la del resto de la cara.

Toques

Se trata de dar pequeños toques con las yemas de los dedos índice y pulgar, como si dieras suaves pellizcos. Hacer los movimientos, con suavidad por todo el rostro con énfasis en las arrugas de la boca.

Publicidad

Palmeo

Por último, únicamente se debe dar pequeñas palmaditas sobre la piel. Es importante hacerlo de forma ascendente lo que ayudará también a reducir la flacidez.

El portal Telva publicó que el protocolo de la facialista Silvia Oliete, creadora del Masaje de Remonte que la convirtió en una referencia del sector en España, inicia con una limpieza profunda de la piel y continua con el masaje en sí.

Su técnica es suave, un roce que empieza en el cuello, siguiendo por cada uno de los músculos faciales hasta alcanzar las cejas, trabajando los pómulos y, en general toda la musculatura.

De esta forma, se produce una colagénesis y el resultado es un lifting facial de efecto inmediato con una piel más pulposa, rehidratada y luminosa.

Publicidad

Limpiar el cutis mañana y noche con una crema, leche o espuma según el tipo de piel y, a continuación, tonificarla. Foto: Pexels.

Sugerencias para activar el colágeno de la piel

  • Limpiar el cutis mañana y noche con una crema, leche o espuma según el tipo de piel y, a continuación, tonificarla.
  • La exfoliación, se debe realizar una vez por semana junto a una mascarilla, con la aplicación posterior del sérum y su respectiva crema y contorno de ojos.
  • Los labios también pueden (y deben) masajearse. Primero hay que hacer una exfoliación suave con el producto que se utiliza para el resto de la cara.

Masajear la zona durante 5 minutos en todo el orbicular de los labios con una crema nutritiva, insistiendo en las arrugas del contorno de labios, con ligeras presiones y movimientos.

Estas técnicas son muy fáciles de hacer y si las conviertes en parte de tu rutina diaria para el cuidado de la piel, seguramente lucirás un rostro encantador.

(I)

Te recomendamos estas noticias