El último lunes la Agencia de Medicamentos de Estados Unidos (FDA) aprobó el uso de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer para menores entre los 12 y 15 años.

Este es un avance en el proceso de vacunación en el cual se busca lograr inmunizar a gran parte de la población. Los niños y adolescentes era uno de los grupos excluidos para participar en el proceso de vacunación debido a que en los ensayos iniciales no hubo pruebas en ellos por lo que no se conoce si tendrían reacciones adversas.

A finales de marzo, la farmacéutica informó que había realizado un ensayo de fase 3 en 2.260 adolescentes de 12 a 15 años con o sin evidencia previa de infección por SARS-CoV-2 y que demostró una eficacia del 100%. Este biológico ya había sido aprobado para mayores de 16 años. También se evalúa la seguridad, tolerabilidad e inmunogenicidad en niños de 6 meses a 11 años de edad, separado por grupos de edades.

Al menos cinco farmacéuticas más han anunciado ensayos en una población menor a los 16 o 18 años. Una de ellas fue la Universidad de Oxford que en febrero pasado iba a lanzar el primer estudio para evaluar la seguridad y las respuestas inmunes en niños y adultos jóvenes de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19.

Publicidad

El ensayo de fase 2 aleatorizado iba a tener 300 voluntarios, de los cuales 240 iban a recibir la vacuna y el resto otra de control contra la meningitis.

“Es importante recopilar datos sobre la seguridad y la respuesta inmune a nuestra vacuna contra el coronavirus en estos grupos de edad, para que puedan beneficiarse potencialmente de la inclusión en los programas de vacunación en un futuro próximo”, señaló Rinn Song, pediatra y clínico-científico del Oxford Vaccine Group.

En el caso de Moderna se realizan ensayos en 3.000 jóvenes entre 12 a 17 años así como a 6.750 niños entre los 6 y 11 años. En estos se prueban dosis con una medida de 25, 50 y 100 microgramos, aún no se presentan resultados finales.

Janssen es otro de los laboratorios que han comenzado sus ensayos en población entre los 12 y 17 años con su vacuna de una sola dosis; Sinovac y CanSino también están probando sus dosis en niños y adolescentes.

Sinopharm también ha declarado que su vacuna es segura para niños y adolescentes, sin embargo, aún no se han dado a conocer resultados.

Mientras que Novavax amplió su ensayo de fase 3 donde se incluirá a 3.000 niños de 12 a 17 años.

La aparición de nuevas variantes del virus hacen que se aceleren los procesos debido a que cada vez son más los casos de población joven en ser infectada y requerir asistencia hospitalaria a diferencia de los primeros días de la pandemia de COVID-19. (I)