El diseñador estadounidense Virgil Abloh, director creativo de la línea masculina de Louis Vuitton, ha muerto de cáncer este domingo a los 41 años de edad, según anunció el grupo LVHM, al que pertenece esa marca.

“Estamos conmocionados por esta terrible noticia. Virgil no era solamente un diseñador magnífico, un visionario, sino también un hombre con una bonita alma y una gran sabiduría”, dijo en Twitter el propietario de ese conglomerado de lujo, Bernard Arnault.

Los diseños de Abloh fueron comentados en todo el mundo cuando grandes estrellas del cine lucieron sus ‘arneses’ como parte de sus trajes de la alfombra roja, entre ellos Michael B. Jordan y Timothée Chalamet.

Abloh también era director creativo de la marca Off White, de la que LVMH era el accionista mayoritario, y sufría cáncer desde hacía varios años, según se precisó en ese mensaje en el que se mandó el pésame “a todos los que le querían”.

Publicidad

El creador, que se dio a conocer como asesor creativo del rapero estadounidense Kanye West, fue nombrado al frente de la dirección creativa de la línea masculina de Louis Vuitton en marzo de 2018, como sucesor del británico Kim Jones.

Abloh apuntó entonces que la herencia y la “integridad creativa” de Louis Vuitton eran fuentes de inspiración clave para él y que les iba a rendir homenaje, además de intentar tender puentes con la actualidad.

Nacido en Rockford en 1980, hijo de padres emigrados desde Ghana a Estados Unidos, había convertido su propia marca, Off White, creada en 2012, en una de las más atractivas para el público joven gracias en parte a su relación con West y otros cantantes.

Su primera colección al frente de Louis Vuitton vio la luz en junio de 2018. En los jardines del Palais Royal de París, unas 3.000 personas acudieron al evento y otras cientos esperaban en las cuatro entradas del parque para ver a las estrellas que acudieron al desfile, entre ellas West y su entonces mujer, Kim Kardashian.

Publicidad

Abloh, padre de dos hijos, dijo entonces haber cumplido su sueño y esperó motivar a otros a perseguir los suyos: “Tú también puedes hacerlo”, escribió en Instagram tras el desfile.

Su cuenta en esa red social, donde tenía 6,5 millones de seguidores, precisó este domingo que desde 2019 padecía un angiosarcoma cardíaco, un tipo de cáncer agresivo y poco frecuente, por el que se había sometido a “numerosos tratamientos”, que decidió no hacer públicos.

“Su infinita curiosidad y su optimismo nunca decayeron. Virgil estaba impulsado por su dedicación a su arte y por su misión de abrir puertas a otros y de crear vías para una mayor igualdad en el arte y el diseño”, añade ese mensaje.

Además de estilista, el estadounidense poseía un largo y variado currículo: DJ, músico, productor de música, influencer y amigo de famosos. Suficiente para que la revista Time lo considerara en 2018 una de las 100 personas más influyentes del mundo.

Publicidad

En septiembre de 2019, cuando no salió a saludar después de un desfile, esa ausencia desató las alarmas. Entonces se dijo que su médico le había recomendado descanso tras diagnosticarle un burnout, es decir, un desgaste por exceso de trabajo conocido en español como síndrome del trabajador quemado.