Mi nieto tiene 14 años y ha sido diagnosticado con TDAH, desde pequeño no se concentra en una cosa. El médico en EE. UU. le dio unas pastillas por un mes y fueron excelentes, pero ahora le han dado nuevas citas porque le van a hacer más exámenes. ¿Cuál suele ser el procedimiento en este caso, para un adolescente, qué debemos hacer? ¿Qué riesgo tiene una persona que vive con esto?

María Gabriela,

Guayaquil

Estimada María Gabriela: el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es un trastorno conductual con bases neurobiológicas. Es un trastorno crónico con alto impacto en la persona, la familia y la sociedad. Afecta a los niños en varios ámbitos de la vida, determinando problemas académicos y sociales, siendo una de las causas mas frecuentes de fracaso escolar.

Publicidad

La tríada clínica está formada por inatención, hiperactividad e impulsividad. Su diagnóstico es clínico, no existiendo un marcador biológico diagnóstico.

En relación con su manejo es multidisciplinario: psicología, psicopedagogía, neurología, psiquiatría y desde luego la familia y la comunidad.

La terapia farmacológica es una opción valida a criterio del galeno, pero no debe ser dimensionada como una píldora mágica. Estudios médicos han analizado la evolución de los pacientes sin tratamiento multidisciplinario, reportando mayor riesgo de accidentes, conductas delictivas, dificultades para el manejo de las finanzas personales y de relaciones interpersonales.

Escriba su consulta a El Especialista y la enviaremos a un experto en salud, psicología, educación o temas legales. Por WhatsApp: 098 559 9579. Por email: elespecialistaec@gmail.com.

Se ha considerado importante identificar y diagnosticar no solo al TDAH, sino también la comorbilidad de trastornos de ansiedad, episodio depresivo mayor, y uso y abuso de alcohol y sustancias. Espero haber podido aclarar sus dudas.

Dr. Daniel Cruz Montesinos,

pediatra subespecialista en Neurología Pediátrica.

Telf.: 099-576-0995.