Tengo problemas circulatorios. Hace varios años me hice un tratamiento que consistía en inyectar en las venas un líquido que disolvía las várices, y funcionó. Con el pasar del tiempo volví al mismo problema, acompañado de problemas hormonales. No menstrué casi un año. Ningún examen ni médico supo explicar mi problema. Hace unos años, una nueva doctora me envió a tomar un anticonceptivo hormonal. Desde el primer mes menstrué, pero con el pasar de los meses mis várices se volvieron más notables, me aparecen por montones y tengo calambres. Tengo miedo porque escuché sobre la trombosis venosa a causa de ese medicamento en concreto. Aún sigo tomando la pastilla pese al temor. Tengo 40 años y no tengo hijos.

Jéssica,

Guayaquil

Estimada Jéssica, es importante saber si previamente usted se realizó una ecografía Doppler venosa en bipedestación (de pie) para confirmar si existía o no reflujo de los ejes venosos principales, colaterales o perforantes; de no ser así, es pertinente actualizar esa recomendación.

Publicidad

Debo recalcar que los desequilibrios hormonales o el uso de hormonas sintéticas constituyen un importante factor predisponente para la aparición o desarrollo de venas varicosas, que inicialmente son una problemática estética y que podrían desencadenar un problema de verdadera insuficiencia venosa.

No solo incide en esto la causa hormonal, sino que también entran en consideración otros factores como la herencia, el sobrepeso, el sedentarismo o posturas prolongadas (permanecer de pie o sentada por más de seis horas al día).

Debo asumir que el procedimiento que le realizaron debió de ser la escleroterapia química, la cual tiene varias alternativas para realizarse. Pero el único componente aprobado por la FDA y respaldado con evidencia científica es el polidocanol, procedimiento que, si bien es cierto que es ambulatorio y no requiere de anestesia local, podría ocasionar diversas complicaciones de no realizárselo con los protocolos indicados.

Es importante realizar una evaluación integral de su anatomía venosa y personalizar sus factores de riesgo.

Dr. Édgar Pérez Pérez,

cirujano vascular y de pie diabético.

Telfs. 234 4283, 096 290 2367, 098 781 8781