Soy una persona de 60 años aparentemente sana porque me ejercito, hago yoga, realizo los quehaceres de la casa, todo bien. Pero mis noches se están volviendo un calvario al punto que me está dando miedo. Esto lo vengo padeciendo desde hace 10 años. Me ha sido de gran ayuda la medicina homeopática acompañada esporádicamente con zopiclona de 7,5 mg. Ahora último la doctora me aconseja ir reduciéndola a la mitad y luego a 1/4 de pastilla, pero siento que no duermo ni descanso. He consultado también al neurólogo. Hay temporadas en que estoy bien y otras, como ahora, en que he recaído y hasta he enfermado. Empieza a dolerme la cabeza, los huesos de la cara hasta la cervical. Ahora hasta pienso que este insomnio no tiene cura. Les agradezco por la atención que presten a mi súplica.

Leticia,

Santo Domingo de los Tsáchilas

Estimada lectora, por lo que me comenta su caso de insomnio es crónico, y seguramente el neurólogo habrá descartado los factores o enfermedades médicas que comúnmente causan esta molestia, pero no estaría por demás analizar si hay un problema a nivel de columna cervical o una depresión enmascarada.

Publicidad

En detalle, investigar factores predisponentes, desencadenantes y mantenedores del insomnio. También hay que realizar un estudio del sueño, por polisomnografía; antes había que ir a un centro especializado, ahora le hacen ese estudio en su casa y no es caro.

Tenemos varios casos de pacientes que mejoran luego de agregar en su tratamiento un medicamento antidepresivo, de los que al mismo tiempo son excelentes para inducir el sueño, sin perder de vista que podrían aumentar el apetito y por tanto el peso. La gran ventaja es que no son adictivos y actúan como protectores neuronales.

Como inicialmente ha respondido bien a productos naturales, le comento que hay una nueva melatonina de síntesis, hecha por un laboratorio prestigioso que se puede usar hasta por tres meses, con muy buenos resultados.

Se puede complementar con terapia cognitiva conductual; en ocasiones solo con esa terapia le ayudarán a cambiar su pensamientos negativos o temores de no poder dormir.

Publicidad

Solo alcanzo a mencionar algunas pautas:

  • Relajación específica para reducir el nivel de alerta previo al sueño y ansiedad anticipatoria.
  • Parada de pensamiento, en el que interrumpe y frena su pensamiento negativo y pone una imagen agradable o neutra.
  • Reestructuración cognitiva, para corregir las ideas irracionales y pensamientos recurrentes que le alteran el sueño.

Para más información, usted puede consultar nuestra respuesta sobre insomnio del 3 mayo de 2020.

Dr. Germánico Zambrano Torres,

Médico psiquiatra, sexólogo. Miembro de la Asociación Mundial de Sexología.

Télef.: 239-0381, 239-4932, 098-897-8112.