Tengo una tía mayor (70 años) que vive sola. No tiene hijos. Empieza a tener problemas de salud. Le hemos hablado para traerla a vivir con mi mamá, su hermana, que son casi de la misma edad y se harían compañía; así podríamos vigilarla. Pero ella se mantiene en que no quiere dejar su casa. Ella era muy activa, con muchos grupos de amistades, pero desde la pandemia tuvo que recluirse por su edad, y ahora sale poco. Nos preocupa que se deprima, se alimente mal, no tome sus medicinas cuando debe. Sin embargo, cuando se toca el tema, se enoja muchísimo, y nos da miedo de que le dé algo por el coraje. El tiempo pasa y tendremos que tomar una decisión. Pero no sabemos cómo convencerla sin darle un disgusto. ¿Qué podemos hacer?

María Emilia,

Guayaquil

Estimada lectora, gracias por escribirnos y manifestar su caso. Sin duda las personas, conforme va pasando el tiempo, van evolucionando y sufriendo transformaciones. Su tía es una señora de la tercera edad, muy frágil e insegura; esto es producto también de la pandemia y sus consecuencias.

Publicidad

Entiendo su preocupación, pero también es importante ponerse en los zapatos de su tía. No quiere moverse de su casa porque este ambiente para ella es conocido y le da seguridad.

Lo conveniente en este caso es buscarle alguien que vaya y la atienda en su zona de confort; que la ayude en cosas básicas de la cocina y arreglo de casa en general; que la ayude con la disciplina de la alimentación y le lleve un control en el uso de su medicación.

Otra estrategia es buscarle actividades particulares en que le den asistencia integral; centros de ayuda a las personas de la tercera edad, donde realicen manualidades, hagan ejercicios, bailoterapia, les impartan charlas de interés y, sobre todo, que socialice con personas de su misma edad. Haciendo esto ayudará a mantenerse ocupada y enfocada en sus prioridades, es decir, atender su propia salud integral.

Así también, fijar citas periódicas con los especialistas en geriatría y atención psicológica y otros profesionales, según la necesidad que se presente.

Publicidad

Mgtr. Toyi Espín de Jácome, psicóloga y terapeuta familiar

Teléf. 099-402-1070