En el mundo animal son varias las especies que emprenden procesos migratorios en diversas épocas del año, uno de los más conocidos en Ecuador es el recorrido que realizan las ballenas jorobadas.

A nivel de aves también se repite este proceso en el que emprenden jornadas de vuelo de varias horas, una de estas especies es el petrel negro o de Parkinson. Esta ave endémica de Nueva Zelanda recorre más de nueve mil kilómetros desde junio para refugiarse en la costa americana.

“Esta migración tiene una particularidad, porque hay muchas especies de aves que migran y todas lo hacen de norte a sur, es decir, cuando es invierno en el norte vienen al sur, cuando es invierno en el sur se van al norte. Este es un caso especial porque estas aves migran de este a oeste, entonces cuando es invierno en Nueva Zelanda vienen acá a la costa de la línea equinoccial y no es muy común que ocurra este tipo de migración”, explicó Tarsicio Granizo, director del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) en Ecuador.

Justamente esta organización junto con el Gobierno de Nueva Zelanda organizaron en los primeros días de octubre un taller dirigido a pesqueros ecuatorianos de atún para la identificación de estas aves marinas, con el objetivo de que ellos den información de los avistamientos e interacciones de aves marinas con los artes de pesca. De esta manera, se busca obtener más información de esta especie y otras aves.

Publicidad

Varios de los marineros han señalado haber observado petreles negros en distintas coordenadas.

Una de las dificultades que se han presentado para la obtención de información de estas aves, señala Granizo, es que se llegan a confundir con otros petreles o con las golondrinas marinas, así como tampoco se acercan a la costa por lo que es difícil su observación y más bien se las encuentra en altamar, donde son menos los navíos que se adentran.

El petrel negro es una ave de la familia Procellariidae, puede llegar a medir alrededor de un metro con diez centímetros con las alas extendidas, más pequeño que el petrel de Galápagos y a diferencia de este es negro. Su alimentación principal son los calamares, peces, crustáceos, entre otros.

#DíaMundialAvesMigratorias Durante esta época del año, los petreles negros llegan a las costas ecuatorianas desde...

Posted by WWF Ecuador on Saturday, October 9, 2021

Entre junio y agosto, colonias de estas aves llegan hasta la zona cercana a las islas Galápagos, luego de la etapa de reproducción y buscan sectores ricos en alimentos. Otros de los sitios donde se las puede observar son Colombia y en parte de Centroamérica como México.

“Estas aves son depredadas, sus huevos son comidos por ratas, chanchos y otras especies introducidas en las islas de Nueva Zelanda, por eso están consideradas como vulnerables pero con una declinación de sus poblaciones, que está preocupando cada vez más a los científicos”, refirió Granizo.

En otras especies de petreles se ha identificado que caen en anzuelos de la pesca de palangre, sin embargo, aún no se ha podido identificar si el petrel negro enfrenta alguna amenaza por las técnicas de pesca.

La característica de esta especie también es que anidan en acantilados para poder realizar su vuelo. En Ecuador aún no se ha registrado que se posen en tierra firme y solamente se ubican en el mar. “Estas aves son excelentes buceadoras, pueden bucear hasta 20 metros en el mar para poder capturar su alimento”, añadió.

Cuarenta días es el récord de viaje del petrel negro. (I)