Existen muchas ideas negativas sobre los murciélagos, como que son ciegos, diabólicos o que ‘chupan’ la sangre de las personas. Desde el inicio de la pandemia por COVID-19, cuando se conoció que era uno de los posibles animales portadores originales del virus, el rechazo a ellos aumentó.

Lo cierto es que todos esos datos son falsos, el origen del SARS-CoV-2 aún no está del todo claro y los murciélagos cumplen importantes papeles en la naturaleza, beneficiosos para las personas.

Desde 2013, el Programa de Conservación de Murciélagos en Ecuador realiza avistamientos y conteos anuales, para que las personas conozcan más a los quirópteros, como también se conoce a estos animales (por el nombre de su orden).

Debido a la pandemia, este avistamiento se hizo solo con alumnos de Biología y guías del Bosque Protector Cerro Blanco. EL UNIVERSO estuvo presente en uno de los grupos de estudio, que fueron cuatro en total.

Publicidad

En la osificación de los dedos de un murciélago se puede calcular su edad aproximada. Foto: Diana González

Se colocaron redes en diversos sitios en donde viven los grupos de murciélagos. Las redes se revisaban cada 20 a 30 minutos para que, en caso de quedar atrapado alguno, no se hiciera daño tratando de soltarse. Al anochecer, los murciélagos comenzaron a salir.

EL UNIVERSO participó en el grupo que recogió dos especies: Pescador mayor (Noctilio leporinus) y Nariz de lanza mayor (Phyllostomus hastatus). Se observaron detalles como: edad aproximada, lo cual se puede medir viendo la osificación de las falanges (si son traslúcidas, el individuo es joven), sexo, si estaban en estado de gestación o de lactancia, salud general del murciélago. También se detallaron características de cada especie, por ejemplo, cómo hace el pescador para coger su presa a gran velocidad en el agua.

En los cuatro grupos de estudio, recolectaron 20 individuos, de 9 especies:

  • Artibeus aequatorialis
  • Artibeus fraterculus
  • Chiroderma villosum
  • Micronycteris simmonsae
  • Myotis nigricans
  • Noctilio leporinus
  • Phyllostomus hastatus
  • Sturnira bakeri
  • Uroderma convexum
Murciélago Toldero del Pacífico (Uroderma convexum), izquierda; y murciélago de hombros amarillos de Baker (S. bakeri), derecha. Fotos: cortesía de Jaime Salas

En el Bosque Protector Cerro Blanco se han registrado hasta ahora 33 especies. Según Jaime Salas, docente universitario y coordinador del Programa de Conservación de Murciélagos, eso no quiere decir que no haya más, porque en Guayaquil hay algunas otras especies que aún no se han visto en esta área protegida. La mayoría, dice, comen frutos, néctar y polen.

Salas explicó que gracias al avistamiento y conteo, se ha confirmado que en el lugar todavía hay especies que usan refugios y que Cerro Blanco sigue prestando buen hábitat y dando servicio de protección a la diversidad (de fauna) de la ciudad.

“Es muy raro que un murciélago contagie de rabia a una persona. Es más factible que eso suceda si las personas son mordidas por perros o gatos callejeros, que tengan esta enfermedad”, comentó.

Publicidad

Salas espera que en las próximos actividades puedan participar más personas, como en años anteriores, porque es importante que la ciudadanía conozca sobre las especies con las que convive y se desmitifiquen ideas como que los murciélagos son ciegos, demonios o perjudiciales para las personas.

Además, Solo hay tres especies hematófagas de murciélagos, de las 1.300 que se conocen.

Los estudiantes sacando murciélagos de la red, en Cerro Blanco, Guayaquil. Foto: Diana González

Al final de la recolección, la mayoría de estudiantes aprendió a sostener murciélagos de tal forma que no puedan soltarse y a desatarlos de las redes. Algunos posaron en fotos con los animales. Se guardó en bolsas de tela un animal de cada especie para observaciones más detalladas y el resto fueron soltados de nuevo en el bosque.

Servicios ambientales de los murciélagos

Los murciélagos polinizan las flores, como algunas aves e insectos. Se zambullen en las flores, beben néctar y comen polen. Mucho de este polen queda pegado en su pelaje y en su piel. Al ir a otras flores, ese polen hace que las flores fecunden. Esto asegura la diversidad genética de las plantas, haciéndolas menos vulnerables a las plagas.

Los quirópteros también dispersan semillas. Comen frutas y al hacer sus deposiciones, llevan semillas a otros lugares, en donde nacen nuevos arbustos y árboles. Sus heces fecales son conocidas como guano y es uno de los mejores fertilizantes orgánicos que existen.

Controlan plagas. Al alimentarse de insectos, los murciélagos también actúan como controladores de plagas de todo tipo de insectos.

Son objeto de estudios en temas de virus. Son huéspedes de varios tipos de virus, pero no desarrollan enfermedades. Estudiarlos es importante para entender cómo funciona su sistema inmunológico y qué les permite no contagiarse de muchas enfermedades, como las personas. (I)