La Universidad Bolivariana del Ecuador (UBE), entidad hermana del Instituto Tecnológico Bolivariano (ITB), anuncia la apertura de sus actividades académicas para el primer trimestre del próximo año si las condiciones y autoridades sanitarias lo permiten.

De esta manera, el cantón Durán contará con su primer centro de estudios superiores, el cual espera atender a unos 10.000 estudiantes residentes de las provincias del Guayas, Los Ríos, El Oro y Bolívar.

La UBE abrirá sus puertas mostrando un compromiso con el medioambiente, según señala en un comunicado, ya que su campus contará con paneles de energía solar que abastecerán en parte el requerimiento de electricidad en sus instalaciones.

La presentación del proyecto de energía solar en el campus de la Universidad Bolivariana del Ecuador (UBE) contó con la asistencia del Dalton Narváez (i), alcalde de Durán; Ph. D. Roberto Tolozano Benítez, rector de la UBE y del Instituto Tecnológico Bolivariano (ITB); Ph. D. Elena Tolozano, vicerrectora académica del ITB; Ph. D. Víctor Gómez, vicerrector de Extensión y Proyección Social del ITB; Dra. Rosángela Caicedo, directora de la Unidad Académica de Salud y Servicios Sociales del ITB, y Gino Pinargote, presidente de Genera, empresa encargada de concretar el proyecto. También asistió Cristina Tamariz, funcionaria del Ministerio del Ambiente (no consta en la imagen). Foto: UBE (cortesía). Foto: El Universo

Durante la presentación de esta iniciativa, Roberto Tolozano Benítez, Ph. D., rector de la UBE y del ITB, señaló: “Hemos planteado contribuir de manera significativa al medioambiente implantando en su campus 360 paneles solares, los cuales generarán 190.800 kilovatios pico, esto implica que dejará de emitir 195 toneladas de CO2 al año”.

El campus de la nueva Universidad Bolivariana del Ecuador (UBE) funcionará en el sector de la bifurcación de las vías Durán – Boliche – Babahoyo, donde antes operaba el Instituto Maharishi. Foto: Cortesía. Foto: Cortesía

Agregó que esta iniciativa tiene como objetivo optimizar el consumo eléctrico. “El ahorro económico en facturación es un gran vector para apostar por energía solar. Es transformar el gasto constante de todos los meses en un activo, con un carácter circular y compatible con el ambiente, generando un flujo positivo desde el primer día de operación”, dijo, según el boletín.

Con este proyecto de energía fotovoltaica, añadió, la UBE se suma al combate del daño al medioambiente, “bienvenida sea la energía solar”. (I)