Cinco nuevos respiraderos hidrotermales de aguas profundas fueron descubiertos por la Woods Hole Oceanographic Institution (WHOI) en el fondo del Océano Pacífico Tropical Oriental.

Situados a 2.550 metros de profundidad, todos los fluidos de ventilación están a más de 300 grados Celsius. Se encuentran en la Dorsal del Pacífico Oriental (EPR), cerca de la latitud 10°N, una parte de la cadena montañosa volcánica de la dorsal oceánica que se extiende por todo el mundo, donde dos placas tectónicas se están separando a un ritmo de aproximadamente 11 centímetros por año.

Los científicos de la expedición cartografiaron el área por la noche utilizando el robot submarino Sentry, un vehículo submarino autónomo (AUV) operado por la WHOI. Después de recuperar Sentry cada mañana, se utilizaron mapas de alta resolución de los sensores del vehículo para planificar la inmersión del día en el submarino tripulado Alvin, también operado por WHOI, lo que permite a los científicos ver de primera mano el entorno complejo y en constante cambio de un lugar como la Dorsal del Pacífico Oriental, detalla Europa Press.

Publicidad

Los mapas de alta resolución de Sentry nos permiten detectar posibles nuevos campos hidrotermales poco después de que Sentry regrese a cubierta”, dijo en un comunicado Jill McDermott, científica jefe de la expedición de la Universidad de Lehigh y codirectora científica especializada en geoquímica de respiraderos hidrotermales. Tenemos grandes objetivos para Alvin y la oportunidad de hacer múltiples descubrimientos en una sola inmersión”.

Los científicos que bucearon en Alvin descubrieron por primera vez respiraderos hidrotermales en 1977 mientras exploraban una cresta oceánica en expansión al norte de las Islas Galápagos. Los respiraderos hidrotermales son ricos en sustancias químicas que suministran energía a la vida animal, alimentando ecosistemas ricos y productivos.

El descubrimiento reformuló la comprensión de los científicos sobre las condiciones capaces de sustentar la vida en la Tierra y potencialmente en otras partes del sistema solar. El programa de investigación de EPR se centra en aprender más sobre los sistemas volcánicos e hidrotermales en las profundidades del mar, donde se forma nuevo fondo marino y donde comunidades únicas de animales prosperan en ambientes de alta presión y calor.

Publicidad

La dorsal oceánica representa más del 75% de toda la actividad volcánica de nuestro planeta”, afirmó Thibaut Barreyre, científico codirector de la expedición del CNRS, Universidad de Brest (Francia) y experto en mediciones térmicas y modelización de fuentes hidrotermales. “Está salpicado de miles de fuentes termales de aguas profundas como estas, que en conjunto extraen el 10% del calor interno total de la Tierra. Queremos aumentar nuestra comprensión de cómo los respiraderos hidrotermales liberan calor y sustancias químicas a medida que fluyen a través del fondo marino y afectan el océano global”.

“Los nuevos mapas Sentry nos permiten ver detalles muy importantes de los flujos de lava que estallaron en las profundidades del océano y seleccionarlos para recolectar muestras de rocas, tal como lo hacen los geólogos en tierra”, dijo Daniel Fornari, científico codirector de la expedición del WHOI y geólogo marino que ha estado involucrado en la investigación de EPR durante más de 40 años: “Estas nuevas perspectivas y los análisis de muestras de rocas nos permitirán descubrir cómo de rápido hizo erupción la lava, lo lejos que viajó y los impactos que las erupciones de lava tienen en la ventilación hidrotermal”.

Publicidad

Los científicos planean continuar estudiando la actividad hidrotermal y el vulcanismo a lo largo de la Dorsal del Pacífico Oriental en una expedición de seguimiento que también utilizará Sentry y Alvin para ampliar su comprensión de los procesos geofísicos, químicos y biológicos que dan forma a nuestro planeta y sustentan la vida en los oscuros rincones profundos del océano terrestre. (I)