El premio Pritzker, el mayor galardón en el mundo de la arquitectura, fue otorgado el martes 16 de marzo a un dúo francés integrado por Jean-Philippe Vassal y Anne Lacaton, creadores de espacios asequibles y ecológicos que priorizan el bienestar familiar.

Vassal, de 67 años, y Lacaton, de 65 (socios en el trabajo y en la vida), fueron galardonados por su transformación de viviendas urbanas en espacios sostenibles y agradables con un presupuesto modesto.

“Las esperanzas y sueños modernistas de mejorar la vida de tantos son revitalizados en su trabajo, que responde a las urgencias climáticas y ecológicas de nuestro tiempo, así como a las urgencias sociales, particularmente en el ámbito de las viviendas urbanas”, dijo el jurado.

Vassal y Lacaton “logran esto a través de un poderoso sentido del espacio y materiales que crean una arquitectura tan fuerte en sus formas como en sus convicciones, tan transparente en su estética como en su ética”, añadió.

Publicidad

La Casa Latapie les mereció reconocimiento internacional. Foto: Philippe Ruault.

Vivienda espaciosa y barata

Los arquitectos parisinos, que ganaron el premio nacional de arquitectura en Francia en 2008, se hicieron famosos con la Maison Latapie, una casa familiar construida en 1993 en Floirac, cerca de Bordeaux, que se ha tornado emblemática de una vivienda espaciosa y barata.

Muy diferente a un tradicional hogar suburbano, la parte posterior de la casa se parece a un cobertizo: paneles de policarbonato transparentes y replegables permiten que la casa sea bañada en luz natural, y agrandan las habitaciones al tiempo que facilitan el control de la temperatura.

Teatro Multipropósito. Foto: Philippe Ruault.

Fue en este proyecto que el dúo utilizó por primera vez una tecnología de gases de invernadero mediante la instalación de un jardín de invierno.

Los sistemas derivados de la horticultura son “extremadamente inteligentes para jugar con el sol o el clima, en términos de ventilación o suministro solar”, dijo Vassal en una entrevista con la AFP.

El jurado los homenajeó asimismo por “haber propuesto una definición ajustada de la propia profesión de arquitectura”.

El dúo se conoció cuando ambos estudiaban en la escuela de arquitectura de Bordeaux, de la cual se graduaron en 1980.

Publicidad

Esta promoción de vivienda social en Saint-Nazaire (2011) consiste en 53 apartamentos organizados en edificios de tres plantas. Las viviendas en planta baja disponen de jardín privado, mientras que las de los pisos superiores disfrutan de balcones o galerías cubiertas. Foto: Tomada de arquitecturaydiseno.es.
Interior de la vivienda social en Saint-Nazaire (2011). 53 apartamentos organizados en edificios de tres plantas, los cuales brindan amplitud y comodidad. Foto: Philippe Ruault.

Vassal y Lacaton dicen inspirarse en la arquitectura de países africanos para sus espaciosos y asequibles hogares, y están a favor de transformar y mejorar los hogares ya existentes en un medio urbano, más que reemplazar viejos edificios con nuevos.

“Es tan violento, tan horrible haber vivido en un lugar 10 años y súbitamente ver desaparecer una casa en la cual ha vivido un amigo, un vecino”, dijo Vassal.

Escuela Superior Nacional de Arquitectura de Nantes. Foto: Philippe Ruault.

“Así que podemos mantener allí a la gente, y de lo que ya existe producir viviendas que el estándar no puede producir con el mismo nivel de calidad, gastando la mitad del dinero”, añadió.

Ideas apropiadas para la pandemia

El dúo aplicó ese principio en 2011 al Tour Bois Le Pretre, un conjunto de 100 unidades habitacionales construidas en París a inicios de los años 60.

Tour (torre) Bois Le Petre. Foto: Philippe Ruault.

En colaboración con Frederic Druot, Lacaton y Vassal aumentaron el área de superficie y mejoraron el confort de los apartamentos al retirar la fachada de concreto original y añadiendo extensiones calefaccionadas, invernaderos y balcones bioclimáticos.

Frente a inversores inmobiliarios que buscan hacer dinero con el alza de los precios por metro cuadrado, Lacaton dice que ella y Vassal intentan promover la idea de que el espacio impacta la calidad de vida, y la coexistencia pacífica entre miembros familiares y con vecinos.

Casa en Burdeos (Francia). Foto: Philippe Ruault.

La pandemia de coronavirus ha reforzado su posición, ya que las personas pasan más tiempo en casa.

“Hemos visto en los edificios donde hemos realizado cambios situaciones familiares extremadamente tensas, porque el espacio en sí era demasiado apretado”, dijo Lacaton a la AFP.

“Cuando logramos aflojar eso, para dar más espacio a todos, las situaciones se distienden, la gente se torna más creativa, más abierta, invitan a los vecinos, invitan a los amigos de los niños”.

El dúo no solo ha aplicado su visión a las viviendas residenciales: su renovación del Palais de Tokyo, completada en 2012, transformó el museo parisino en un inmenso espacio de arte contemporáneo.

Palais de Tokio. Foto: Philippe Ruault.

Lacaton es la sexta mujer en ganar el Pritzker en los más de 40 años de historia del premio.

La primera en ganarlo fue la anglo-iraquí Zaha Hadid, en 2004. El año pasado, las irlandesas Yvonne Farrell y Shelley McNamara fueron el primer dúo femenino en alzarse con el Pritzker.

El premio, otorgado desde 1979, consiste en 100.000 dólares. (I)