El inicio de la pandemia golpeó duramente en 2020 a la entrenadora Karla Pérez Guerra, de 34 años, y más conocida entre sus casi 200.000 seguidoras en Instagram como Karla Fit. Tres familiares suyos fallecieron, la cuarentena causó el cierre de su gimnasio presencial y de dos de sus restaurantes. “Perdí mucho dinero”, recordó durante una reciente entrevista con La Revista. Y, por supuesto, ese retroceso económico también le provocó un gran estrés mental y emocional.

Pero muy probablemente todas esas dificultades pasaron desapercibidas para su público de Instagram porque, frente a ese momento de desánimo, Karla se aferró aún más a ese antídoto infalible que la ha ayudado a superar durante toda su vida el desaliento: el ejercicio físico.

Con su gimnasio cerrado, Karla comenzó a ofrecer clases gratuitas a través de Instagram Live que tuvieron una enorme acogida, incluso entre un público extranjero, al que antes no había tenido acceso y que ya se extiende por Argentina, Colombia, Países Bajos y España, entre otros. Siguiendo ese camino de oportunidades, creó Karla Fit Reto Online, una plataforma que trascendió el encierro del 2020 y que hoy muchas siguen utilizando como su canal de entrenamiento.

Karla no solo ayuda a sus clientas a perder peso sino también a cambiar la forma en que ellas se ven y se tratan a sí mismas. Y, en esa dinámica de empoderar a otras, Karla se empodera también día a día.

Publicidad

Hace casi dos meses su vida dio un nuevo giro con la llegada de su primogénita y de un divorcio repentino, pero, según contó para La Revista, se siente más radiante que nunca y ya alista un nuevo reto presencial que comenzará el 1 de agosto.

Desde su infancia, y con el apoyo de sus padres, Karla estuvo vinculada a diversas disciplinas deportivas como la gimnasia olímpica y el 'cheerleading'. Foto: Francisco Verni Peralta

Con tu éxito también llegaron las miradas curiosas hacia tu vida personal. ¿Cómo lo manejas?

Yo comparto de mi vida las cosas que sé que podría ayudar a otros, porque hay tantas mujeres que se identifican con lo que hago. Siento que cada cosa que pasa en mi vida ayuda a las personas que están pasando lo mismo que yo, como puede ser una madre familia que también ha dado a luz y también tiene momentos duros. Creo que todas las cosas nos aportan para bien y si Dios decidió que yo sea una persona pública, tengo que compartir aquello que, aunque parezca oscuro o negativo, siempre esconde algo bueno detrás.

¿Fue esa intención de conectar con otros lo que te llevó a compartir la noticia de tu divorcio que impactó a todos?

Publicidad

Obviamente era algo que me lo había guardado durante dos semanas, no quería salir de mi habitación y lo pensé muchísimo antes de compartirlo, pero lo conté porque para mí el matrimonio es sagrado. Yo me crié en un hogar con papá y mamá y siempre dije que el día que yo lo sacara a la luz es porque realmente pasó algo muy grave y todo llegó a su fin. Entonces lo expuse porque no quería que la gente comenzara a preguntar, porque estuve ausente dos semanas de redes sociales, y la gente ya me preguntaba, pensaban que le había pasado algo a mi bebé. Entonces lo expuse como para que sepan lo que estaba ocurriendo y es lo único que quise comentar.

“Gracias a Dios he construido lo que tengo a base de trabajo y de esfuerzo y no de ningún conflicto con nadie. Yo soy paz y amor con todo el mundo”, asegura. Foto: Francisco Verni Peralta

Hay figuras que suelen usar estos sucesos personales para ganar notoriedad, ¿qué camino escogiste tú?

Me escribieron varios medios, pero les dije, ‘no gracias’, porque mi imagen no se maneja por allí. Gracias a Dios he construido lo que tengo a base de trabajo y de esfuerzo y no de ningún conflicto con nadie. Yo soy paz y amor con todo el mundo. Y simplemente compartí la noticia para que la gente sepa que mi vida dio un giro y ahora estoy tratando de mostrar mi mejor cara al mundo y mostrando mi proceso de sanación y de superación y me he conectado todavía más con ellas. Si antes me veían 20.000 personas en mis stories, actualmente me están viendo 80.000 mujeres y he recibido más de 5.000 mensajes donde me comentan que están viviendo casi lo mismo.

¿Qué apoyo has recibido de tus seguidoras?

Publicidad

Cuando cosas así suceden, tú te preguntas: ‘¿Por qué a mí?’, pero cuando ves que hay otras mujeres pasando por lo mismo, entonces dices: ‘Ah, no, de esta yo me levanto’. Esta ‘ventanita’ (su canal de Instagram) siempre ha ayudado a subirles el ánimo a muchas mujeres y ahora no va a ser la excepción.

Más aún hoy siento la responsabilidad de buscar el camino que me lleve a estar en paz, a ser ejemplo, a ser luz, a ser más que nunca sinónimo de empoderamiento, de cómo una mujer puede estar bien y salir adelante sola a pesar de los cambios y de las vueltas que da la vida. La vida es cambiante, cuando entiendes que la vida no se estanca, que todo fluye, todo es cíclico, entonces lloras lo que tienes que llorar, te secas las lágrimas y sigues.

¿Cómo dirías que es tu interacción con ellas?

Casi nunca recibo comentarios negativos. Diría que soy una de las pocas personas públicas que no tiene hate en sus redes. Creo que en el lema de que lo que tú das es lo que recibes y yo siempre trato de dar cosas buenas y positivas, hablar de amor, de sororidad entre mujeres, de empoderamiento femenino y entonces eso es lo que he recibido a lo largo de mi vida, siempre tengo palabras de apoyo porque eso es lo que doy. Solo muestro mi esencia en redes sociales y eso me ha ayudado a estar firme, a que mi éxito sea transparente y siento que es un castillo con buenos cimientos, que nadie podrá tumbarlo el día de mañana aunque quiera, porque así es cuando tú eres real.

Publicidad

¿Cómo estás disfrutando y viviendo tu maternidad?

Cada día es una aventura y la estoy viviendo y disfrutando al 100 %. Cada sesión de fotos, cada ropita que le compro, cada vez que la alimento, a cada instante vibro con ella y es impresionante cómo te cambia la vida. Obviamente también están las malas noches, tu cuerpo cambia... ¡te cambia todo, pero es para bien! Estoy feliz con esta nueva etapa y tratando de mostrarle a las mujeres que luego de tener una bebé, no tienes que caer en el olvido porque no dejas de ser mujer y puedes sentirte bien con tu figura. Yo ahora me siento más radiante que nunca.