Los hermanos Jácome se complementan entre ellos. Felipe es el mayor, con 52 años de edad. A él le siguen Daniel, de 51, y Juan Manuel, de 46. Para los tres, la música es más que una profesión, pues a sus 35 años de carrera se ha convertido en un definitivo motor de vida.

Y es que sus primeros recuerdos están ligados a esta, pero eso no es una sorpresa. Su madre, desde la infancia, fue alguien determinante en el acercamiento de ellos hacia lo artístico.

Publicidad

Jungle, la banda británica de funk regresa al país luego de 4 años: ‘Creemos que muchos artistas no hacen el esfuerzo de ir a lugares como Ecuador, y es triste porque es una experiencia increíble’

“Mi mamá le hace a la música. Ella toca la guitarra, toca el piano y se inventa canciones así como si fuera cualquier cosa. Entonces, nosotros naturalmente crecimos con ese ingrediente especial desde siempre. Ella, sin darse cuenta, nos plantó la idea de hacer música”, confiesa enérgicamente Felipe desde su hogar.

Tienen tantas memorias que atesoran en sus corazones que los unen y anclan al arte. “Me acuerdo de que teníamos un piano grande, lindo y vertical en nuestra casa, y un día ella nos enseñó a tocar La danza de las pulgas. Nuestro padre, por su lado, tenía una colección de discos gigantesca, y gracias a ellos eventualmente descubrimos discos de artistas como The Beatles y Elvis Presley, por ejemplo. Siempre estuvimos expuestos a la música”, expresa Juan Manuel, el menor del trío.

Sergio Sacoto y cómo la música se convirtió en su arma de poder: “entre la bulla y el caos, me encontré cantando”

El inicio

Con ese ‘bichito’ de cantar en mente, llegaron al colegio juntos, pero en diferentes cursos. Felipe tenía 16; Daniel, 15, y Juan Manuel, 11. Fue entonces cuando nació formalmente Tercer Mundo como una agrupación de pop-rock. Se inscribieron para participar en un festival intercolegial con José el Pepe Mantilla, quien era compañero de Felipe y fue quien tenía los instrumentos musicales que usarían.

Yo quería ser el baterista; en realidad, al principio todos queríamos serlo, pero como Pepe era el dueño nos tuvimos que acoplar. Entonces, como yo era el único que medio sabía tocar la guitarra, me dijeron: ‘Vos encárgate de eso’. Daniel y Pepe se turnaban tocando el bajo y un órgano Yamaha antiguo”, cuenta Felipe entre risas.

Publicidad

“Estoy en un momento muy lindo de mi vida”: Roberto Manrique sobre su regreso a la tv (en una serie de Netflix), su renovada energía creativa y su inesperada separación

Los papeles y roles que adoptarían definitivamente en la banda en el futuro se dieron a partir de buscar un camino y de “prueba y error”. Es notable que los conocimientos de música de los hermanos son totalmente natos, pues hasta el día de hoy no han tenido una formación profesional en ese ámbito.

“Nosotros tuvimos entonces que desarrollar esas habilidades casi que desde cero y sobre la marcha. Eso es interesante, porque no somos grandes músicos ni tocamos rápido ni somos virtuosos en lo absoluto; pero lo que sea que hacemos tiene un saborcito nuestro y eso es lo que nos caracteriza”, dice el mayor.

El desarrollo

A partir de la grabación de Hasta que tú llegaste y No sin tu amor en 1989, no han parado de sacar discos y sencillos que han sido coreados por miles de ecuatorianos. Fueron esas letras románticas las que llamaron la atención de un país entero y que se convirtieron en éxitos inolvidables, como Te amaré, Tarjetitas y Corazones rotos.

A lo largo del camino, Tercer Mundo ha grabado casi cien canciones que pertenecen a las más de doce producciones discográficas (entre álbumes de estudio, en vivo, ediciones de aniversario y remasterizados) que reposan orgullosamente en su repertorio.

Los sentimientos que les trae la acción de subirse a un escenario y cantar son inexplicables. Entre las presentaciones que más recuerdan está cuando participaron en la programación del festival Todas las Voces en 1996.

“Fueron tres días de conciertos en el coliseo Rumiñahui junto a exponentes como Mercedes Sosa, Facundo Cabral, Fito Páez, Joaquín Sabina... Estuvieron todos estos legendarios de Latinoamérica y nosotros representamos a Ecuador. El día que tocamos también cantaba Silvio Rodríguez; entonces, el coliseo estaba repleto de extremo a extremo. Se sintió una emoción y una fuerza indescriptible”, recuerdan.

Johann Vera, de competir en los realities a protagonista teatral: así será el 2024 del artista ecuatoriano

El presente

Los tres se casaron y formaron sus propias familias. Felipe se casó, tuvo tres hijos, se divorció, se volvió a enamorar y ahora tiene otra hija. Daniel se casó y tiene dos hijos. Juan Manuel siguió el ejemplo del segundo hermano.

Sus vidas siguen girando en torno a la música, pero también han encontrado otros intereses. Por ejemplo, cuando Daniel no está en el home studio abajo de la casa de Felipe, se encuentra en Galápagos, donde trabaja como guía. Felipe, en cambio, descubrió el bambú como materia prima y desarrolla proyectos que impactan positivamente en la economía campesina. Juan Manuel, por su parte, está involucrado en la industria de destilería, pues tiene una fábrica de cerveza artesanal.

Víctor Aráuz: “Tres mujeres son fundamentales para mí” revela el actor ecuatoriano

El cuarto hermano

En la entrevista concedida a La Revista también estuvo presente Roberto Canelos. Frente a la pregunta de quién es este personaje, los Jácome respondieron que era como el “cuarto hermano”, pues su presencia ha estado con ellos desde el comienzo de todo. “A Roberto lo conocimos cuando estábamos estudiando en el colegio, y todo fue porque su hermano Santiago era amigo de nuestro primo llamado Franklin”, relata Juan Manuel.

“El Roberto apareció en la escena del grupo de amigos, y siempre estuvo cercano a nosotros. Cuando formamos Tercer Mundo, nos acompañaba a los conciertos y, por ende, le instruimos las tareas de logística”. Conectar los equipos, recoger los cables y guardar las cosas fueron algunas de las actividades que él hacía junto a la banda. Trabajó “un buen tiempo” con ellos y, sin darse cuenta, le habían puesto el apodo de “jefe de los escenarios”. Incluso llegó a ser su mánager.

“Naturalmente, llegó a un punto donde ya se dedicó a desarrollar su carrera profesional y crear una familia. Pero es un amigo muy querido”.

Roberto, de 50 años, prende su micrófono y empieza a narrar la relación que tiene con los tres hermanos. “Con Daniel capaz que somos más cercanos, porque soy padrino de bautizo de sus hijos (risas). Pero para darte una idea, Felipe fue padrino de mi matrimonio con Daniel, quien fue padrino de mi hija. El hijo de él se llama Daniel Roberto, y mi primera hija se llama Giuliana Daniela. Así que estamos conectados entre todos de distintas maneras”, manifiesta.

Ellos también se juntaban con Santiago, quien escribía canciones. Pero este enfermó de cáncer y falleció hace unos años. Desde luego, dejó regadas muchas creaciones musicales, que posteriormente le sirvieron a Tercer Mundo.

Es así como nace el último sencillo que lanzaron el 25 de agosto del presente año. Este, que se titula Toda la vida: te prometo n° 1, acumula más de diez mil reproducciones en la plataforma digital Spotify.

La historia de producción del tema es bastante curiosa, pues parece afirmar una vez más el vínculo que existe entre los cuatro (Felipe, Daniel, Juan Manuel y Roberto). “Nos llama él un día y nos dice: ‘Oigan, encontré una carpeta con un montón de letras y poesías del Santiago. Hagamos algo’, y eso hicimos. Enseguida respondimos que sí. Fue un hecho muy emocional e importante”, afirma Juan Manuel.

Se reunieron el 4 de abril del 2023 en la casa de Roberto, y se sentaron a revisarlas para ver cuál escogían. “Pasó algo increíble: entre los papeles que había en la carpeta, Daniel sacó uno que estaba legible y bien escrito donde decía ‘Te prometo’, y la fecha que estaba en él era la misma de ese día. Lo tomamos como un rotundo mensaje del universo”, cuenta Roberto.

Con esa predisposición en mente, tomaron el poema y decidieron trabajar un primer boceto de letra a partir de este. Viendo cómo ese proceso los llevaba musicalmente, dieron en el clavo y la presentaron ante sus fanáticos.

El futuro

Han pasado ya 35 años, pero quieren seguir cantando y componiendo por 35 años o hasta que “el cuerpo lo permita”. Para ellos, ver cómo recorrieron tantos años es algo que no se siente, pues “parece que fuera ayer”, pero lo toman con mucha gratitud.

Hasta ahora, los tres hermanos han aprendido tres importantes lecciones de vida por las que se rigen, las cuales resumen en tres palabras: música, perspectiva y unión. “Después de tanto tiempo, que nuestro público siga siendo fanáticos es cheverísimo porque, efectivamente, hay quienes nos siguen desde siempre. Tanto es así que algunos han dejado de ser seguidores y se han convertido en amigos. Y ahora que existen nuevos oyentes de diferentes edades, y ver que se suman a lo que hacemos nos llena mucho”, revela Juan Manuel con un sentimiento de añoranza.

María García, la española que cautivó al futbolista ecuatoriano Felipe Caicedo conversa con EL UNIVERSO: “Soy celosa de mi intimidad”

“Ahora las reglas del juego no son las mismas de cuando empezamos, pero hay bastante producción nacional cada vez de mejor calidad y eso nos mueve a seguir con lo nuestro”, explica Felipe.

Lo que Tercer Mundo se encuentra preparando es aún más música, que ya tienen pensada e ideada, y la planean lanzar durante el próximo año, específicamente entre los meses de enero y febrero. Además están armando y completando los últimos detalles para realizar una gira por el país. Tienen fechas definidas para varias ciudades como Loja, Cuenca, Riobamba y Ambato. Otro tour por países que han visitado en ocasiones pasadas como Estados Unidos o México, es algo que anhelan también.

Entre sus actividades programadas, está continuar con lo que han denominado y bautizado como Proyecto Roberto, pues los seguirá llenando de alegría, recuerdos, y hermandad. (E)