Queridos lectores, primero que nada: ¡feliz Día del Padre! en este domingo tan especial. Y segundo, quiero agradecer al doctor Luis Arriaga Mosquera, el abuelito de mi yerno, quien nos ha regalado esta deliciosa receta de su autoría para celebrar en familia. La verdad, la he preparado varias veces y créanme que está maravillosa. Prepárela ahorita mismo y será la estrella en el almuerzo. ¡No se la pueden perder!

Espero que la disfruten y agradezcan a su cocinero de hoy. ¡Feliz Día de los Padres!

Ingredientes

Masa:

Publicidad

  • 1 taza de galletas maría trituradas
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de mantequilla derretida
  • 3 tazas de queso crema
  • ½ taza de azúcar blanca
  • ½ taza de leche
  • 4 huevos
  • 1 taza de crema agria
  • ¼ de taza de harina
  • 1 cucharadita de ralladura de limón
  • 1 taza de mermelada de frutillas o moras
  • 10 frutillas frescas para decorar

Preparación:

  1. En un procesador de alimentos, triture las galletas maría. Póngalas en un molde y mezcle con la cucharada de azúcar y la mantequilla derretida.
  2. Preferiblemente en un molde de los que se desprenden, acomode la galleta para hacer una costra y aplástela para dejarla nivelada en todo el molde. Coloque el molde por 30 minutos en el refrigerador.
  3. Prepare el relleno de cheesecake. En un tazón grande, ponga el queso crema con el azúcar y la leche; bata con una batidora de mano hasta que el queso esté cremoso.
  4. Agregue los huevos uno a uno batiendo para que se incorporen bien. Añada la crema agria, harina y ralladura de limón y bata hasta lograr una mezcla homogénea.
  5. Vierta esta mezcla sobre la galleta y hornee a 350 ºF o 175 ºC durante una hora. Retírela del horno y déjela reposar hasta que esté fresca.
  6. Ponga la taza de mermelada encima del cheesecake y, con cuidado, espárzala evitando que se ensucien los bordes. Decore con las frutillas y guarde en el refrigerador hasta el momento de servir.

Nota: Rinde 12 porciones aproximadamente. Receta del Dr. Luis Arriaga Mosquera.