Trabajadores de la industria de las aerolíneas y un auxiliar de vuelo revelaron por qué no es una buena idea elegir bebidas calientes cuando se viaja en avión, según una entrevista realizada por el sitio web Business Insider.

“Los asistentes de vuelo no beben agua caliente en el avión, ni café, ni té”, explicó uno de los consultados. La razón de esto es algo no muy agradable y proviene de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés).

El agua que se utiliza para las bebidas calientes en los vuelos viene directamente del grifo y no de botellas. La EPA elaboró un estudio sobre el agua hace varios años y encontró que el 12,6 por ciento de las muestras contenían coliformes, y el recuento de coliformes es un indicador de la cantidad de materia fecal que hay, lo que determina la calidad sanitaria de los alimentos y el agua.

"Tanto los coliformes totales como la E. coli son indicadores de que otros organismos causantes de enfermedades (patógenos) pueden estar presentes en el agua y podrían afectar la salud pública", se señala en el informe.

A esto se suma el que, en dos de los 158 aviones que la EPA tomó en cuenta para la investigación, halló E. coli, que puede causar diarrea y dolores estomacales. Según Business Insider, uno de cada ocho aviones no cumple con sus estándares de seguridad en el agua, por lo que muchos auxiliares de vuelo decidieron evitar beberla.

Ante esto, la EPA cambió sus estándares obligando a las aerolíneas a utilizar fuentes de agua que sigan las pautas de la FDA. Además, se instó a que al menos una vez al año el agua debe ser desinfectada y analizada.

No obstante, tres años después la EPA realizó más pruebas y obtuvieron resultados similares. Alrededor del 12 por ciento todavía dio positivo por coliformes, aunque solo el 0,5 por ciento contenía E. Coli.

Y aunque muchos consideran que al calentar el agua morirán todos los causantes de alguna enfermedad, los cierto es que la científica ambiental Brendal Wiles explicó a la NBC que “podría matar algunos de los organismos, pero no va a matar a la mayoría de ellos”. (I)