Un estudio publicado en la revista Nature, revela la importancia del timo tanto en el control metabólico como en la inmunidad durante el embarazo.

Se trata de una pequeña glándula oculta detrás del esternón y que ha demostrado ser esencial para que un embarazo llegue a buen término sin complicaciones. El timo trabaja además para prevenir el aborto espontáneo y la diabetes en mujeres embarazadas, se indica en una publicación del sitio web ABC.

Desde hace mucho, los investigadores se han manifestado intrigados sobre la forma en la que el sistema inmunológico se adapta para apoyar a la madre y al feto. Ahora, este estudio, desarrollado por un equipo de investigación, coordinado por Josef Penninger de la Universidad de British Columbia (Canadá), esclarece el tema.

La investigación evidencia que las hormonas sexuales femeninas promueven cambios importantes en el timo, un órgano central del sistema inmunológico, para producir células especializadas, llamadas Tregs, que tienen como objetivo hacer frente a los cambios fisiológicos que surgen durante el embarazo.

Publicidad

Además, descubrieron a RANK, un receptor expresado en una parte del timo (epitelio), como la molécula clave detrás de este mecanismo. "Sabíamos que RANK se expresaba en el timo, pero se desconocía su función en el embarazo", señala Penninger.

"La ausencia de RANK impidió la producción de Tregs en el timo durante el embarazo. Eso generó una carencia de células Tregs en las placentas, lo que llevó a tasas elevadas de aborto espontáneo", detalla la autora principal del estudio, Magdalena Paolino, del Instituto Karolinska (Suecia). Los científicos estudiaron ratones en los que se había eliminado el receptor RANK del timo.

Estos descubrimientos además proporcionan nueva información molecular sobre el desarrollo de la diabetes gestacional, una patología que afecta a alrededor del 15% de las mujeres embarazadas en todo el mundo y, sin embargo, desconcierta a los científicos.

Mediante este estudio, los investigadores lograron también identificar que en los embarazos saludables las células Treg migraban al tejido graso de la madre para prevenir la inflamación y ayudar a controlar los niveles de glucosa en el cuerpo.

Las ratonas embarazadas que carecían de RANK tenían niveles altos de glucosa e insulina en la sangre y muchos otros indicadores de diabetes gestacional, incluidas las crías más grandes que el promedio.

"Al igual que los bebés de las mujeres con diabetes gestacional, los cachorros recién nacidos eran mucho más obesos", dice Paolino.

Publicidad

La falta de Tregs durante el embarazo en las madres también causó efectos transgeneracionales duraderos en la descendencia, que siguió siendo propensa a la diabetes y al sobrepeso durante toda su vida.

Para sorpresa de los investigadores, la administración de células Treg derivadas del timo aisladas de embarazos normales a los ratones deficientes en RANK revirtió todos los problemas de salud de los ratones, incluidos el aborto espontáneo y los niveles de glucosa materna, además, normalizó el peso corporal de las crías.

Durante el estudio también se analizó a un grupo de mujeres con diabetes gestacional, revelando un número reducido de células Tregs en sus placentas, algo parecido al estudio en ratones. "El descubrimiento de este nuevo mecanismo subyacente a la diabetes gestacional ofrece nuevas dianas terapéuticas para la madre y el feto en el futuro", indica la coautora Alexandra Kautzky-Willer, de la Universidad de Medicina de Viena (Austria).

"Nuestro trabajo durante muchos años no solo ha resuelto este rompecabezas (las hormonas del embarazo reconectan el timo a través de RANK) sino que ha descubierto un nuevo paradigma para su función: el timo no solo cambia el sistema inmunológico de la madre para que no rechace al feto, sino que también controla la salud metabólica de la madre", añade Kautzky-Willer.

"Esta investigación cambia nuestra visión del timo como un órgano activo y dinámico necesario para proteger los embarazos", concluye Penninger. (I)