A Cristina Burneo Salazar, ensayista, poeta, traductora, docente y activista, la empecé a leer hace años, cuando me topé con su ensayo Cuerpo roto, que es una impugnación a Juan Montalvo y a la concepción que los patriarcas del país tenían de la mujer en el siglo XIX. Para Montalvo, por ejemplo, la mujer en la política, en el quehacer intelectual, era una antimujer, un marimacho. Sin embargo, no ha faltado quien en Ecuador lo haya mencionado como precursor del feminismo en América Latina.

Las autoras mantuvieron un diálogo vía Zoom con Clara Medina, principal del programa 'A vuelo de página'. Foto: Cortesía.

De este y otros temas conversamos con Cristina en una reciente entrevista en el programa ‘A vuelo de página’. Participó también María Helena Barrera-Agarwal, abogada, ensayista, traductora y poeta. Ambas hicieron un recorrido por el pensamiento ecuatoriano del siglo XIX. María Helena habló de cómo Montalvo en un inicio se muestra como alguien que aprecia la intelectualidad femenina, pero luego experimenta un cambio y se vuelve contrario a esta. Dijo que un tránsito inverso realiza Juan León Mera, quien comienza como un proponente de la mujer como adorno y luego aprecia la idea de la mujer intelectual.

María Helena habló de cómo Montalvo en un inicio se muestra como alguien que aprecia la intelectualidad femenina, pero luego experimenta un cambio y se vuelve contrario a esta".

A lo largo de los años, Cristina Burneo ha ido edificando líneas de trabajo que se articulan con sus estudios de literatura. En la entrevista mencionó cómo en el colegio un profesor le abrió el mundo de las letras al obsequiarle un libro de la autora María Gripe; o hacerle leer otras obras y traducir poesía. La invitada se refirió, asimismo, a sus posteriores lecturas de teóricas del feminismo y a su trabajo sobre la poesía de Alfredo Gangotena.

A lo largo de los años, Cristina Burneo ha ido edificando líneas de trabajo que se articulan con sus estudios de literatura".

María Helena contó que empezó a seguir el trabajo de Cristina cuando esta ganó, en 2001, el Premio Aurelio Espinosa Pólit, categoría ensayo, por el libro El sueño de Pierre Menard. “Para quienes éramos también mujeres y jóvenes en ese tiempo fue una revelación”, afirmó.

Conversar permite no solo acercarnos a la vida de los otros, sino conocer hechos que los han marcado. Grato conversar con estas dos autoras. (O)

claramedina5@gmail.com / @claramedinar