La avena tiene muchos beneficios para la salud de las personas, es un cereal sano, terapéutico y muy nutitivo. Conoce seis beneficios de consumirlo en tu dieta diaria.

Cuando se incorpora la avena a la dieta habitual, por ejemplo los copos en el desayuno, es fácil sentir que muchas cosas mejoran.

El valor nutricional por 100 gramos de avena es el siguiente:

Calorías: 389 kcal

Publicidad

Grasas totales: 6,9 g

Colesterol: 0 g

Hidratos de carbono: 66,3 g

Vitamina B5: 1.349 mg

Calcio: 54 mg

Magnesio: 177 mg

Publicidad

Fósforo: 523 mg

Potasio: 429 mg

1. Ayuda al sistema digestivo

Y es que la avena cumple un rol fundamental en el buen desempeño del sistema digestivo ya que contiene una gran cantidad de fibra que contribuye al correcto tránsito intestinal, además posee mucílagos, un tipo de fibra soluble que retiene agua que ayuda a la evacuación de los alimentos.

Una alimentación rica en fibra puede reducir el riesgo de hemorroides asociada a los problemas de estreñimiento. La fibra que contiene la avena estimula los movimientos peristálticos del intestino, lo que ayuda a acelerar el tránsito intestinal; tiene efectos prebióticos al estimular el crecimiento de bacterias saludables del intestino, efecto que se va incrementado cuando se combina con alimentos probióticos como el yogur.

2. Aporta energía

La avena es un cereal muy completo: Junto a los carbohidratos y la fibra, aporta más proteína, grasa y minerales que otros cereales. También es importante recalcar que contiene dextrina, maltosa y glucosa, estas son sustancias muy asimilables que el organismo convierte fácilmente en energía.

Su composición y propiedades mejoran paulatinamente tu salud. Aporta generosamente cantidades de magnesio, cobre, hierro, zinc y vitamina B1, así como pequeñas dosis de calcio, ácido fólico y otras vitaminas del grupo B. Además, es muy rica en manganeso. Y todo esto de forma muy condensada: en poca cantidad y sin aportar demasiadas calorías.

3. Contribuye a la pérdida y control de peso

Otros de sus beneficios, es que controla el azúcar en la sangre y contribuye a la pérdida y control de peso porque su fibra aumenta la sensación de saciedad y ralentiza el metabolismo de carbohidratos. Según La Fundación Española de Nutrición (FEN), la avena es el cereal con más proteína y también aporta un gran porcentaje de la cantidad diaria recomendada de fósforo, magnesio, hierro, manganeso y vitaminas.

4. Es beneficioso para el sistema cardiovascular

Las avenantramidas son unos polifenoles que se encuentran casi exclusivamente en la avena. Según algunos estudios científicos, estos antioxidantes son uno de los componentes que hacen a la avena especialmente beneficiosa para el sistema cardiovascular. Según recoge el portal web Cuerpo y Mente , este cereal contiene betaglucanos, que al ser solubles en agua, forman un gel durante la digestión que enlentece el vaciado del estómago y el paso de los azúcares a la sangre.

Esto hace que la avena ayude a reducir los niveles de azúcar en sangre y a mejorar la respuesta insulínica. Se considera especialmente útil en casos de diabetes de tipo 2.

5. Previene la aparición del asma

La introducción temprana de la avena en la dieta de los niños reduce el riesgo de que desarrollen asma de tipo persistente.

Esto puede deberse a que la fibra previene el asma. (S)