Por: Savro Zonn

Las hamburguesas podrán no ser el perfecto almuerzo o cena para quienes tienen el concepto que para comer, los alimentos deben venir separados en un plato y hay que usar cuchillo y tenedor, pero sin duda este invento gringo es una excelente opción cuando buscamos una alternativa para alimentarnos bien y rápido.

En mi vida de comelón, las hamburguesas tienen un largo recorrido, cuando era chico los paseos por Urdesa terminaban en el Big Mac (Las Lomas y Víctor E. Estrada), luego fueron las de Rusty (Víctor E. Estrada y Cedros), local de un simpático norteamericano de largos y finos bigotes enroscados. Ya más grande al finalizar una fiesta hacía el viaje en la madrugada hasta el sur para pedir una sencilla en El Chino (el original en El Oro y Chile) y en la época universitaria mataba el hambre con una doble con huevo en el Tom Boy (Tungurahua y 9 de Octubre).

Hoy las cosas han cambiado y prácticamente todos los restaurantes sin importar el tipo de comida, ya sea con servicio propio o a través de terceros, están al alcance de una llamada de teléfono o usando una app en el celular, y así llegan sus productos directamente hasta nuestras casas. Esta especie de sánduche de carne no tiene problemas en viajar los 20 o 30 minutos que demora normalmente un envío a domicilio, por eso se convirtió en uno de los favoritos durante la cuarentena".

Esos fueron otros tiempos, en esa época para comer hamburguesas era imprescindible ir hasta el local para hacer el pedido. Hoy las cosas han cambiado y prácticamente todos los restaurantes sin importar el tipo de comida, ya sea con servicio propio o a través de terceros, están al alcance de una llamada de teléfono o usando una app en el celular, y así llegan sus productos directamente hasta nuestras casas.

Esta especie de sánduche de carne no tiene problemas en viajar los 20 o 30 minutos que demora normalmente un envío a domicilio, por eso se convirtió en uno de los favoritos durante la cuarentena. Este es mi ranking de las mejores hamburguesas en sus diferentes categorías.

En la categoría de las rápidas (demoran pocos minutos en estar listas) el primer lugar se lo doy a la cuarto de libra de Mc Donalds, es una hamburguesa básica, siempre jugosa, con queso, cebolla picada y pepinillos. Luego va la clásica Whopper de Burger King, con su carne al grill viene completa con lechuga, pepinillos, rodajas de tomate y cebolla. Otra que hay que mencionar es la triple Baconator de Wendy’s, tres carnes, tres quesos y tres pisos de crujiente tocino, que la convierte en la más grande versión de hamburguesa que se puede comer con las manos.

El segmento de las congeladas (carne congelada y empacada al vacío) ha mejorado notablemente en los últimos años, Brangus (calle principal de Entre Ríos) tiene la primera ubicación, excelente carne con su propia marca, que ellos cocinan al horno y que la deja superjugosa. El segundo lugar va para Eddy’s, su hamburguesa con 200 gramos de carne, viene con chorizo argentino, queso, vegetales y salsa chimichurri. Dentro de este grupo debo hacer una mención especial a la más grande de todas, The Boss Burger.

Esta gigantesca creación del restaurante Chilli’s, que no es posible comérsela con las manos y el uso de cubiertos es obligatorio, porque su media libra de carne, trozos de brisket ahumado, pedazos de costilla de cerdo, salchicha ahumada, tocino, queso cheddar, vegetales y salsas, le dan una altura superior a los 12 centímetros y difícilmente hay una boca que le pueda dar un mordisco.

En la categoría gourmet (carnes preparadas con recetas propias) la número uno es La del Chef, en Las carnes de Chavela, preparada con lomo molido, tocino, cebolla caramelizada y queso. Es cocinada en carbón y sugiero pedirla en término medio porque sus jugos convierten el bocado en una experiencia deliciosa. Debo mencionar también a Bonfi Burger, no solo por la calidad de la carne fresca, sino también por la creatividad de sus combinaciones, la versión con maduro frito y sal prieta deben probarla. (O)