No existe una única dieta para todo el mundo, las hay para todos los gustos y necesidades. Tal es el caso de la polémica y muy de moda dieta cetogénica, donde se reduce casi en su totalidad el consumo de carbohidratos y reemplazando a las grasas y proteínas.

Esta nueva tendencia alimentica efectivamente logra cambiar de manera brusca el metabolismo y conseguir rápidos resultados, sin embargo deja ciertos daños colaterales que pueden ser perjudiciales para la salud.

La dieta cetogénica en porcentajes:

  • 70-80% grasas
  • 5-10% hidratos de carbono
  • 20-25% proteínas
  • Un experto en nutrición da cinco consejos para una dieta saludable

Cuando decimos que se trata de eliminar al máximo posible los carbohidratos también están incluidos los azúcares simples y complejos.

Nuria Díez especialista en nutrición deportiva y ex Miss Universo recalca que este tipo de dieta no es baja en calorías, como mucha gente piensa. Las calorías de la dieta se regulan en torno a lo que necesite cada persona, tanto si es bajar de peso como aumentar la masa muscular.

Publicidad

Ventajas:

Las características distintivas del tratamiento con dieta cetogénica son la producción de cuerpos cetónicos, productos de oxidación de ácidos grasos en el hígado y la reducción de los niveles de glucosa en la sangre, segú indica un artículo la revista de salud 'Nutrición Clínica'.

Esto ocurre porque al dejar de consumir hidratos (20-25 gramos diarios) nuestro cuerpo comienza a usar reservas de grasas como fuente de energía y así se elimina la grasa del cuerpo.

Mejora los síntomas en enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer, enfermedades neurodegenerativas e incluso migrañas. En el caso de personas con epilepsia, esta dieta tiene un impacto favorable en la conducta de los pacientes, su estado de ánimo es positivo y aumenta su interacción social.

Un artículo publicado en una revista de neurología detalla que la dieta cetogénica muestra efectos neuroprotectores y estabilizadores del estado de ánimo en diversos modelos animales, con o sin epilepsia.

Las calorías de la dieta se regulan en torno a lo que necesite cada persona, tanto si es bajar de peso como aumentar la masa muscular.

Desventajas:

Desde su experiencia deportiva, la especialista no comparte los principios de la dieta cetogénica al no considerarla equilibrada. Además, puede causar estreñimiento porque se reduce las cantidades de agua y electrolitros.

Esta dieta se limitan mucho las vitaminas, minerales y la fibra, al reducir y casi eliminar el consumo de fruta y algunas verduras. Además, la presencia de los carbohidratos en la dieta es fundamental, por ello Díez insiste en que la dieta cetogénica, no es la mejor opción para una dieta prolongada ni la mejor manera de perder peso porque sin constancia, puede llegar a tener un efecto rebote o provocar ataques de gota al subir los niveles de ácido úrico.

Si optas por esta dieta puede realizarse de manera programada y en periodos cortos para activar la quema de grasas bajo la supervisión de un nutricionista. (S)