Ante el confinamiento impuesto en varios países del mundo para evitar la propagación del coronavirus COVID-19. Varias personas han optado por diversos hábitos para sobrellevar el encierro, ya sea ver series a través de plataformas de streaming hasta fumar marihuana, en donde es permitido.

Esta última opción genera más daño que beneficios frente al COVID-19, así sea de manera ocasional, según varios especialistas.

Albert Rizo, director médico de la Asociación Estadounidense del Pulmón, dijo a CNN que cuando se fuma cannabis las vías respiratorias tienen cierto grado de inflamación similar a la que causan los cigarrillos. “Ahora tienes algo de inflamación de las vías respiratorias y además tienes una infección. Entonces, sí, tu posibilidad de tener más complicaciones está ahí”, añadió.

De acuerdo con el portavoz de la asociación, Mitchell Glass, fumar marihuana diariamente daña los pulmones durante cierto tiempo y esto deriva a algo similar a una bronquitis crónica.

Personas con enfermedades pulmonares crónicas, así como asma, se encuentran en el grupo de riesgo si contraen COVID-19 ya que podrían contraer una enfermedad grave en caso de estar infectados. Aquellas personas que fuman cigarrillos también pueden presentar problemas, así sea que este hábito lo haga con pocos cigarrillos.

Los especialistas señalan que estos hábitos pueden provocar una tos seca lo que confundiría el diagnóstico de COVID-19 e imitaría a un síntoma. (I)