Que la obra es tan importante como urgente. En eso coinciden gremios del sector productivo respecto al viaducto sur que enlazaría la zona portuaria, en el sur del Guayaquil, con Durán y la vía Puerto Inca-Naranjal. De ahí que son partidarios de que la ejecución de este proyecto se concrete en el Gobierno actual.

Con esta obra se apunta a descongestionar el tráfico que se traslada desde y hacia el sur de Guayaquil por la vía Perimetral, arteria por la que durante el 2020 circuló el 88 % del volumen de carga del país, según la Subsecretaría de Puertos y Transporte Marítimo y Fluvial.

El Viaducto Sur de Guayaquil lleva trece años en papeles y el Hospital de Durán, ofrecido hace una década, aún no está listo

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) ha indicado que si bien la convocatoria de iniciativas privadas para realizar los estudios de prefactibilidad y factibilidad del Viaducto Sur fue dada de baja porque los dos oferentes no cumplieron con los requerimientos, la obra en sí no ha sido descartada.

La cartera de Estado apunta a canalizar estos estudios con el respaldo de organismos como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Publicidad

Franklin Torres, presidente de la Federación Nacional de Bananeros del Ecuador, señaló que a diario entre 600 y 800 contenedores de banano llegan al Puerto Marítimo de Guayaquil por la Perimetral.

Ese flujo de cabezales que llevan los contenedores sumado al tráfico habitual de dicha arteria tornan cada vez más complejo el transporte, adujo el dirigente gremial. Explicó que desde el peaje del Puente Alterno Norte (PAN) hasta el sur de la ciudad un viaje se tarda hasta dos horas, dependiendo del tránsito en la Perimetral.

La proyección de ese tiempo, dijo, con el nuevo viaducto era de 45 minutos en el mismo trayecto, lo que supondría un ahorro considerable.

“Dependiendo el día de zarpe de los contenedores tenemos una hora tope (de llegada al puerto). Supongamos que sea el día martes y la hora de llegada sea a las ocho de la noche, nosotros tenemos que despachar el vehículo o tenemos la posibilidad de cortar cajas solo hasta las tres de la tarde. Eso perjudica notablemente, porque restringe la cantidad de cajas que se puede hacer por día”, mencionó Torres.

Publicidad

Según lo anunciado, el viaducto tendría una longitud total de 44 kilómetros y se dividiría en cinco tramos. Todos serían de cuatro carriles, a excepción del tramo 4.

Actualmente los cabezales que transportan contenedores con productos de exportación utilizan la vía Perimetral.

El puente propiamente dicho tendría 3,44 kilómetros de largo sobre el río Guayas.

El primer tramo sería en el sur de Guayaquil, en el sector de Las Esclusas, donde se construirían dos pasos a desnivel y la vía hasta el puente. El segundo tramo corresponde al puente, el tercero empieza en el puente y llega a la bifurcación de los dos ramales. El cuarto conecta con la vía a Naranjal y el quinto, con la vía Durán-Boliche.

“Para nosotros, definitivamente, el mejoramiento de toda la infraestructura, en este caso, vial es importante, porque nosotros medimos competitividad en costos y gastos. Y el movimiento del transporte terrestre es bastante alto. De hecho, esta era una buena opción para acelerar la llegada desde las plantaciones de banano hacia los diferentes puertos de Guayaquil”, expuso Richard Salazar, director ejecutivo de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano (Acorbanec).

Publicidad

Él sostuvo que el 66 % del movimiento portuario y naviero de exportación en las terminales de Guayaquil es de banano.

“Nosotros movemos alrededor de más de 5.500 contenedores semanales en los puertos de Guayaquil”, señaló Salazar y añadió que es vital que la construcción del viaducto no quede relegada.

José Camposano, presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA), remarcó que el puerto de Guayaquil es el más importante del Ecuador por el volumen de carga que maneja, y que el sector exportador depende casi en su totalidad de la conectividad con este.

El quinto puente, que unirá el sur de Guayaquil con Durán, Yaguachi y Naranjal será una realidad en 5 años

“Darle la espalda a la ciudad privándola de una obra de vital importancia para su desarrollo económico, que es el desarrollo del Ecuador entero debido a las divisas que traemos los sectores productivos relacionados con la exportación, es afectar nuestra competitividad y por ende nuestra capacidad para crecer y crear más empleo”, manifestó.

Publicidad

Con él coincidió Leonidas Estrada, productor camaronero, quien consideró que de no prosperar el proyecto vial habría un retroceso en la logística del país.

“El ahorro para el acceso al puerto de Guayaquil desde la zona central y sur del país es importante en tiempo, costo, desarrollo de nuevas zonas, entre otros”, comentó. (I)